Inicio Opinión Hasta la Cocina De plumajes y de obispo

De plumajes y de obispo

65
0

Nos estamos acostumbrando a los discursos delirantes. Si bien, más que acostumbrando, podría pensarse que hay quien se empeña en lograr que aceptemos cualquier locura que le pasa por la cabeza y se le escapa en voz alta. Quizá el fenómeno se deba a que hay, en el mundo entero, líderes que se han encumbrado por la vía de las ideas locas expresadas en momentos cruciales de la vida de los seres humanos; países enteros que se dejaron arrastrar por falsos mesías sin percatarse de las graves consecuencias de prestarles oídos.

La consecuencia del triunfo de Trump para el mundo y concretamente para México, ya se están padeciendo. Lo que está ocurriendo en la Venezuela de Maduro es otro ejemplo de un líder cuya megalomanía ha conseguido el empobrecimiento brutal de los venezolanos que ahora son llevados al matadero por los caprichos de ese dictadorzuelo que conversa con pajaritos. El juego perverso de esos líderes y de muchos otros sí- miles, pese a no ser novedoso, produce el mitológico efecto del canto de las sirenas.

El prototipo de líder mesiánico mexicano sin lugar a dudas es Andrés Manuel López Obrador. Toda su vida la ha dedicado y ha vivido de la política. En uno y en otro partido, hasta formar el propio, desde el que persigue la quimera de convertirse en dueño y señor del país. Entre las muchas acciones descabelladas de este personaje perseverante y dicharachero es la búsqueda de “aliados”. “Aliados” son todos quienes no lo cuestionan, porque cualquier cuestionamiento lo irrita sobremanera y llega a fulminarlo con el clásico “quien no está conmigo, está en mi contra”.

Ese afán por llegar a la quimérica meta lo ha incluido con personajes nefastos y de dudosa moral. Citaremos su reciente visita a Cuernavaca en la que se le vio ni más ni menos que junto al obispo Castro y Castro, el prelado defensor de pederastas, el que se niega a aceptar conquistas sociales como el matrimonio igualitario o el aborto, el que demuestra un desconocimiento total de las leyes y azuza desde el púlpito a su grey poniéndola y colocándose él mismo en contra de los mandatos constitucionales.

Pues para alguien como López Obrador, esas cosas no tienen importancia, de la misma manera que no lo tiene el hecho de que gente de Morena, su partido se dedique a extorsionar dejándose llenar las manos de sobres con cientos de miles de pesos que serán para López Obrador, el autor de la “honestidad valiente” y cuyo plumaje es como el descrito por Díaz Mirón, que cruza los pantanos sin mancharse. Así de fácil, en tanto los mexicanos nos sumimos en la duda y el tejido social se resquebraja.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------