Día Nacional de la lucha contra la homofobia

/ Por
Aumentar tamaño de texto
A A =

Se celebra en forma y por segunda vez, el “Día Nacional de la lucha contra la homofobia”, nombre que explica sin ambages y deja perfectamente en claro el motivo por el que en este país se requiere de conmemorar, de no olvidar, de tener presente la necesaria igualdad entre los seres humanos, independientemente de sus preferencias sexuales.

El que se le llame con todas sus letras “contra la homofobia”, cambió aquella tibia expresión con que nació hace dos años el llamado “Día de la tolerancia y el respeto a las preferencias”. Y sin duda, este fue el triunfo de una larga lucha de la comunidad gay, lésbica y transexual, la que dio pie a la igualdad legal de los matrimonios igualitarios.

Claro que también fue el inicio de una polarización más, de la protesta de los retrógrados, de los aferrados a las ideas medievales, de los que consideran que hay una sola manera de ser “normal” y esa es la forma en la que ellos viven. Los demás, los que no hacen lo que ellos y si lo hacen deberían hacerlo en lo “oscurito” (probablemente como lo hacen ellos) o son “pervertidos”, o en el mejor de los casos, están “enfermos”.

Por eso, esos retrógrados consideran que deben ser objeto de combate, queque hay que relegarlos, no hay que aceptarlos entre aquellos que profesan esa “normalidad” que ellos consideran es la “normalidad” deben ser limitados y castigados. O bien, como dije, quizá les sería permitido hacer lo que quieran, pero de la misma manera que ellos, en lo oscurito.

A partir de hace dos años, pues, han ocurrido algunas cosas, pero estamos lejos de haber alcanzado lo que expresa el comunicado oficial del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y que dice:

“Ningún ser humano puede beneficiarse con los progresos que se realizan en el área de desarrollo si su vida se refleja a través de la inequidad, la exclusión y las políticas que lo consideran un ser inferior. Esta es la realidad de todas las personas que deben enfrentar la marginalización y la injusticia: mujeres cuya existencia se encuentra regida por leyes que prohíben la igualdad en todos los ámbitos de su vida o personas de cualquier sexo que se vean excluidas debido a su etnia, clase social, orientación sexual, o identidad de género”.

Es una lucha que se va a llevar mucho tiempo, precisamente por la tozudez de gente empeñada en vivir en el oscurantismo y que pretende que los demás vivan igual a como ellos quieren hacerlo. Y se va a llevar mucho tiempo porque hay que recordar que hace tan sólo 23 años que la Organización Mundial de la Salud tuvo a bien suprimir a la homosexualidad de las enfermedades mentales en que la tenía catalogada.

Falta pues mucho camino que recorrer para que la homofobia y la transfobia dejen de ser el conjunto de creencias, opiniones, actitudes de agresión, odio, desprecio o ridiculización que se producen contra las personas que ejercen una conducta no heterosexual.

Tardará, pero tendrá que llegar el día, pese a los retrógrados…a esos que en muchas ocasiones, ya lo hemos descubierto, suelen hacer en lo oscurito exactamente lo que les reprochan a los demás que pretendan hacer libremente.

Loading...
(Visited 1 times, 1 visits today)