Inicio Opinión Hasta la Cocina DEL SUEÑO A LA REALIDAD

DEL SUEÑO A LA REALIDAD

67
0

Cuando en octubre de 2015 se colocó simbólicamente la primera piedra del Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE) en la zona de hospitales en Emiliano Zapata, el sueño de muchos morelenses seguía viéndose lejano. Pero no lo fue tanto: se convirtió en realidad en poco más de un año y desde principios de 2017 el Centro opera aumentando su capacidad de atención integral de alta especialidad a todos quienes padecen alguna discapacidad.

Ese “todos” significa niños y niñas, adolescentes y adultos de ese casi seis por ciento de la población afectada por alguna discapacidad. En el CREE se han programado ya miles de terapias y de estudios de diagnóstico y por si fuera poco, ahí mismo se fabrican prótesis y órtesis para quienes después dl tratamiento y la capacitación las necesiten para integrarse a la vida productiva.

El CREE es esa realidad que la administración de Graco Ramírez ha hecho posible dentro del esquema proyectado para darle una mejor salud a Morelos y que la entidad posea la infraestructura para garantizar una mejor salud a los habitantes. El CREE obedece a un proyecto de Elena Cepeda en su calidad de presidenta del DIF Morelos. Ella lo ideó, ella lo proyectó, ella apartó todas las “trabas” que surgieron a lo largo de la realización del Centro y no paró hasta que se convirtió en realidad.

El CREE es un centro hospitalario de tercer nivel que ofrece atención especializada, área de consulta externa, diagnóstico, talleres de ortesis y prótesis, servicio de laboratorio, radiografías, terapia física, ocupacional y de lenguaje, además de cuarto de neuro-estimulación, multisensorial, hidroterapia, un tanque ortopédico y otro neurológico, éstos por cierto, catalogados como los más grandes del país y de Latino América.

En lo que hace a la “educación especial”, el CREE atiende específicamente a niñas y niños desde los tres meses a los 18 años de edad, ofreciendo educación básica, y también talleres para su capacitación, de manera que puedan integrarse al sector laboral con la preparación adecuada.

Gracias a este centro los morelenses afectados por una discapacidad saben ahora que pueden acceder a la vida normal gracias a ese modelo educativo incluyente, a este concepto de educación especial. Sabido es que un modelo educativo que no es incluyente, que no trabaja con los que tienen dificultades, es decir con los que requieren de una educación especial, no es un modelo educativo moderno.

Hay que anotar también que con el CREE se complementó la dotación de infraestructura médica que incluyó camionetas adaptadas y tanques terapéuticos en beneficio de los morelenses que los necesitemos.

Además, para que no se pregunte uno ¿cómo llego a los hospitales? hay autobuses adaptados recorriendo gratuitamente la llamada Ruta de la Salud, un circuito de 40 kilómetros, que conecta los principales hospitales de la zona, es decir el triángulo conformado por Cuernavaca, Temixco y Zapata.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------