Inicio Opinión De Norte a Sur De Norte a Sur 09-11-17

De Norte a Sur 09-11-17

72
0

LUCHA EN EL PAN POR DIRIGENCIA

Siguen los problemas al interior del Partido Acción Nacional (PAN) en Morelos. Ayer, un grupo de panistas encabezados por Jorge Pallares, Uriel Terrones Flores y Luis Miguel Ramírez, arremetieron públicamente en contra de su dirigente Juan Carlos Martínez Terrazas, a quien acusaron de haber sacado del partido a la “Sagrada Familia” para imponer a su “Santísima Trinidad”.

Esto en alusión al pésimo trabajo que ha realizado el jovencito al frente del instituto político y prácticamente haber sacado de la jugada a varios personajes  considerados “gordos” al interior, para entregárselo a su papá y a su hermano.

Los autodenominados “Panistas en Resistencia” denuncian que lo peor de todo, es que en estos dos años de Martínez Terrazas al frente, el partido se ha “desinflado” al grado de perder 40 por ciento de la militancia.

Además, de las 33 estructuras que se tenían en el estado, hoy solamente existen ocho, lo que deja en claro que el presidente estatal está de vacaciones pagadas y metido solamente en su proyecto político y los de su familia.

Del total del presupuesto por prerrogativas que recibía el PAN hace dos años, ahora sólo percibe el 40 por ciento, mientras que el otro 60 por ciento ya se perdió.

Prácticamente, señalaron, el partido está en “terapia intensiva” y solamente ellos ¡son la salvación!

Este pleito, que adelantábamos ya en columnas anteriores y que recién comienza, es una pequeña muestra del deterioro que se vive entre los panistas morelenses desde hace ya algunos años, derivado de que hay pequeños grupos que son las mafias que mueven los hilos.

De no llegarse a un acuerdo entre todas las partes en disgusto, el PAN sería el gran perdedor en los comicios de 2018, aunado a la resistencia no sólo de Martínez Terrazas, sino de la “Sagrada Familia” y los “Panistas en Resistencia” de construir el Frente Ciudadano por México en el estado.

Tal parece que los quejosos buscan a  toda costa ser los más beneficiados con candidaturas el próximo año, aun y cuando el pueblo morelense ya les ha dado la espalda en varias ocasiones.

Renovarse o morir, esa debe ser la reflexión que deben hacer todos los panistas, porque de lo contrario el 2 de julio de 2018 estarán solamente haciendo un recuento de los daños recibidos por la terquedad de lo que queda de sus miembros activos.

NORTE

A Juan Carlos Martínez Terrazas le quedó muy “grande la yegua” y si tuviera un poquito de vergüenza y dignidad se debiera hacer a un lado para que se elija a nuevo dirigente estatal y se puedan hacer los acuerdos, primero para sanear al panista y, segundo, para construir ese gran frente ciudadano que viene como mandato desde su dirigencia nacional. ¡Renovarse o morir!

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------