Inicio News Internacional ¿Qué significa el teléfono rojo que se abre entre Rusia y Estados...

¿Qué significa el teléfono rojo que se abre entre Rusia y Estados Unidos?

94
0

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, va camino de cumplir su promesa de campaña de cambiar por completo las relaciones con Rusia. La designación como secretario de Estado del máximo responsable de la petrolera Exxon Mobil, Rex Tillerson, con excelentes relaciones con el presidente ruso, Vladimir Puntin, supone abrir un nuevo “teléfono rojo” entre la Casa Blanca y el Kremlin.

Trump considera a Tillerson la persona idónea para ocupar este puesto por su experiencia en negociar con todo tipo de gobiernos extranjeros, pero muchos ven en él un nuevo conflicto de intereses en el seno de la futura Administración Trump. Si el Congreso no lo impide, la diplomacia estadounidense estará en manos de un petrolero con conexiones mundiales al más alto nivel.

Putin condecoró al futuro secretario de Estado en 2013 por sus negocios petroleros en Rusia
Tillerson, de 68 años y sin experiencia política, ha desarrollado toda su carrera en el gigante petrolero, cuya presidencia ostenta desde 2008. En 2013, recibió la Orden de la Amistad de manos de Putin por su alianza con la empresa de crudo estatal Rosneft.

Tras conocerse su candidatura el pasado fin de semana, su biógrafo oficioso, el periodista Steve Coll, alertaba en un artículo en The New Yorker de que Exxon Mobile funciona como un estado dentro del estado con sus propias reglas de diplomacia internacional en países como Rusia, Guinea Ecuatorial, Chad o el Kurdistán iraní. En muchas ocasiones, alejadas de los intereses de EEUU.

Como máximo ejecutivo de la petrolera, Tillerson se ha mostrado en contra de las sanciones impuestas por la comunidad internacional a Rusia por su anexión de Crimea (Ucrania) en 2014 y ha tratado de disminuir la importancia del cambio climático. Unas posiciones que coinciden con las mantenidas por Trump durante la campaña electoral.

Su elección llega, además, en plena polémica por la investigación abierta por la CIA por las interferencias de Rusia en las elecciones del pasado 8 de noviembre en favor de Trump y que el presidente electo ha calificado como “ridículas”. La polarización del debate sobre Rusia ha llegado a su máxima expresión. Por un lado, están los que lo consideran el país enemigo por excelencia y, por otro, los que defienden un deshielo de las tensas relaciones mantenidas desde la Guerra Fría.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------