Inicio Cultura Restauran dos efigies del S. XVIII

Restauran dos efigies del S. XVIII

46
0

asFUERON OBSEQUIO DEL PAPA CLEMENTE Y TRAÍDAS A CUERNAVACA POR JOSÉ DE LA BORDA

Tras años de abandono, dos efigies que representan a San Vicente y San Justino, mártires en los inicios del cristianismo, obsequios del Papa Clemente en el siglo XVIII y traídos por José de la Borda a esta ciudad, fueron restauradas y recibidas ayer en la Catedral de Cuernavaca como un patrimonio cultural religioso.

Previo a la ceremonia religiosa dominical del mediodía, el obispo Ramón Castro Castro develó las representaciones humanas de los mártires, hechas con huesos humanos pertenecientes a un adolescente y a un joven italianos, con relicarios en su interior y ricamente vestidos con seda, que al término de la misa quedaron en el interior de la nave principal de la Catedral.

Con una inversión de un millón de pesos, aportados a partes iguales por la Diócesis de Cuernavaca y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a través del Fondo de Apoyo a Comunidades para la Restauración de Monumentos y Bienes Artísticos de Propiedad Federal, procedió la restauración a cargo de Marina Estraulina.

Al respecto, la restauradora expuso que las representaciones de los mártires del principio del cristianismo fueron traídas a Cuernavaca en el siglo XVIII, cuyos cuerpos no están momificados, están “como rehechos” a partir de huesos rellenos de relicarios y de papel, que durante la restauración permitió identificar la fecha de su manufactura.

Las representaciones de San Vicente y San Justino pertenecieron a la capilla de Guadalupe, luego de que en 1957 procedió la restauración de la Catedral de Cuernavaca.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------