Profepa asegura un tigre de bengala en Tequesquitengo

/ Por
Aumentar tamaño de texto
A A =

El ejemplar se encontraba en un domicilio particular colindante al Lago de Tequesquitengo.

Había sido desgarrado de los miembros delanteros y, con base en lo observado, existía la posibilidad de que se fugara debido a las condiciones del encierro.

El propietario no contaba con el Registro de Colección Privada ni con Plan de Manejo autorizado por la SEMARNAT.

El Tigre de Bengala es una especie exótica listada en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aseguró un Tigre de Bengala (Pantera tigris) por faltas al trato digno y respetuoso, así como por no contar con la documentación para acreditar la legal procedencia del ejemplar al momento de la visita; además, el tigre era exhibido los fines de semana sobre una terraza de un jardín particular localizada a orilla del Lago de Tequesquitengo.

Personal actuante de esta Procuraduría ambiental, procedente de Oficinas Centrales y de la Delegación en Morelos, se constituyó en un domicilio ubicado a la orilla del Lago de Tequesquitengo, donde solicitó la documentación que amparara la legal propiedad del Tigre de Bengala, así como el plan de manejo aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y las condiciones del encierro del ejemplar.

Al momento de la inspección, se identificó que el propietario carecía del registro correspondiente y del Plan de Manejo autorizado por la SEMARNAT, para poseer ejemplares de vida silvestre fuera de su hábitat natural.

El personal de inspección constató que las paredes del lugar en donde el ejemplar se encontraba alojado, estaban agrietadas, aparentemente resultado del sismo ocurrido en septiembre de 2017, por lo que existía el riesgo de una posible fuga, lo que ponía en riesgo a los vecinos del lugar y al mismo ejemplar de vida silvestre.

El ejemplar fue desgarrado de los miembros delanteros, hecho que atenta contra el espécimen, lo que se califica como faltas al trato digno y respetuoso, además de existir la posibilidad de que se fugara. Adicionalmente, el poseedor carecía de Plan de Manejo para el ejemplar de vida silvestre y no garantizaba las mejores condiciones del felino ni la seguridad de la población.

Por tal motivo, los inspectores de la PROFEPA aseguraron, de manera precautoria, el ejemplar; trasladándolo a una Unidad de Manejo, donde se le proporcionarán los cuidados y atención especializada.

El Tigre de Bengala (Panthera tigris) se encuentra enlistado en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES por sus siglas en inglés).

El poseedor del Tigre de Bengala infringió lo previsto en el artículo 78 de la Ley General de Vida Silvestre (LGVS), relativo a la obligación de contar con un Plan de Manejo y un registro ante la SEMARNAT, así como en el artículo 78 Bis, que estipula los elementos mínimos que debe contener el plan de manejo como son el tipo de confinamientos y número de ejemplares, la descripción del área física y biológica del área y su infraestructura, la dieta a proporcionar al ejemplar, cuidados clínicos y de salud del animal, medidas para garantizar el trato digno y respetuoso durante su confinamiento, así como medidas de seguridad civil y para contingencia.

Con estas acciones, la PROFEPA salvaguarda los recursos naturales y garantiza que se brinde un trato digno y respetuoso a los ejemplares de vida silvestre.

Loading...