Inicio La Principal Piden moches para campaña de Cuauh

Piden moches para campaña de Cuauh

55
0

Inspectores de Cuernavaca inventaron cobros dizque para el proselismo del 2018.

El ayuntamiento de Cuernavaca aprovechó las festividades de muertos para “hacer su agosto” y recaudar fondos para la campaña del alcalde Cuauhtémoc Blanco a la gubernatura de Morelos en 2018.

Con su ya aceitada y probada red de corrupción con los inspectores, la comuna se pasó desde el día 31 hasta la noche de ayer sometiendo a coerción a cientos de vendedores, a quienes realizó cobros excesivos por el uso de suelo.

Los comerciantes, que por miedo a más represalias no dieron su nombre, aseguraron que los trabajadores municipales se han desenvuelto con una actitud prepotente y amenazas para orillarlos a cumplir sus exigencias.

Los inspectores aprovechan esta temporada para extorsionarlos con cuotas que van desde los 80 hasta los 200 pesos con los cuales, supuestamente, podrían vender libremente a las afueras de los panteones… falsa promesa, pues los tres días otros inspectores los abordaban una y otra vez clamando por su propia cuota irregular, lo que se veron obligados a pagar.

“La cantidad se me hace un poco excesiva porque no siempre hay buena venta. Les decimos que es desmesurado el precio pero al final es lo que ellos nos imponen. Dicen que son del ayuntamiento y como cada año nos van a cobrar”, confirmó una de las víctimas de los insaciables inspectores.

Los quejosos además manifestaron su preocupación por que los inspectores les fotografiaron desde que instalaron sus puestos, lo que no los deja tranquilos, ya que no sólo retrataron la mercancía o los sitios donde se instalaron, sino también sus rostros, incluyendo los de los menores o mujeres que les acompañan.

“A todos nos cobran y son bien prepotentes y bien majaderos y si no paga uno lo amenazan, le dicen que si no pagamos en otros momentos nos podemos ver y ya no nos van a dejar vender o nos van a cobrar el doble”, afirmó un mercader.

Los comerciantes se sienten molestos e inseguros a causa de la corrupción que experimentan por parte de estos funcionarios municipales, quienes solamente se preocupan por su bienestar sin importarles que los comerciantes apenas pueden juntar dinero para comer. Todo esto en pro de Blanco y sus aspiraciones gubernamentales.

“Les contesté si te pago pero no más 100 pesos, ellos respondieron que eran 130 lo menos. No quiero problemas así que se los pagué. Le expliqué que no vendimos nada el día primero y sólo dijo que no era su problema y tenía que pagar”, expresó Aquilina Flores, comerciante de flores.

Los vendedores lo saben, porque los inspectores se los dijeron, el dinero es para respaldar el sueño de Blanco de ser gobernador. Y no importa si es a través de la corrupción.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------