Inicio La Principal Víctimas del Paso Express: Una chica paralítica, muertes y afectaciones a vecinos

Víctimas del Paso Express: Una chica paralítica, muertes y afectaciones a vecinos

48
0

Una chica paralítica, vidas perdidas, afectaciones a los vecinos y varios meses de retraso es el saldo de esta obra a cargo de la SCT, por lo que los habitantes claman que llegue a su fin

Desde inicios de 2015, en que arrancó su construcción, el Paso Express ha dejado decenas de víctimas. Las irregularidades permitidas por la autoridad federal, las anomalías de la constructora Aldesa y su tendencia de minimizar el caos, son los padres de tales desgracias. El más claro ejemplo es Citlalli Zarza Domínguez, quien a los 16 años quedó paralítica. Vecina de la colonia Las Águilas, sufrió una trombosis a consecuencia de una caída por las toneladas de escombros que Aldesa acumula en los alrededores de la obra.

La trombosis no sólo le hizo perder su capacidad para caminar, sino que le hurtó sus sueños, esperanzas, alegrías y, básicamente, su futuro. Su casa, a orillas de la autopista, la vio revolcarse entre las piedras que los trabajadores de Aldesa dejaron negligentemente en el camino. “Ella venía de ayudarle a mi nuera, la de la estética, cuando en eso se cayó por las piedras que dejaron los trabajadores.

Después de la caída ella insistía en que le dolía y que le dolía, por eso la tuvimos que llevarla con doctores particulares, pero fue hasta que la llevamos al Hospital del Niño cuando nos dijeron que se le había hecho una trombosis”, señaló la abuela Estela.

Luego del accidente, la joven estuvo internada casi un mes en el Hospital Bellavista, pero sus familiares, al ver que se agotaban los recursos económicos y la menor no mostraba mejoría, optaron por trasladarla al Hospital del Niño, ubicado en el municipio de Emiliano Zapata. En dicho nosocomio le aplicaron una resonancia magnética, la cual detectó una trombosis (formación de un coágulo de sangre) venosa, además de mostrar dificultades para hablar y pérdida de la memoria.

Mientras tanto, Citlalli quedó postrada en su silla de ruedas, desde la cual observa a los autos pasar, con un aire de tristeza, desde su casa, a la cual le arrancaron una pared por las obras, que ahora le sirve como “balcón”. “Es muy desesperante estar todo el día tirada en la cama o postrada en esta silla de ruedas, me fastidio, me da mucho calor y en ocasiones hasta me vienen ataques de ansiedad o depresión.

Llevo más de cinco meses así, pero confío en que las rehabilitaciones me ayuden a superar pronto esta situación”, explica para Morelos Habla. A pesar de que cuentan con la documentación que prueba su accidente, luego de seis meses las autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) federal y la constructora Aldesa no han tenido el detalle de acercarse a ofrecer su ayuda.

Así, a Citlali se le va la vida como agua entre los dedos. “Nosotros sólo queremos que mi niña vuelva a quedar como antes y que pueda recuperar su vida, que pueda regresar a la escuela, hacer sus actividades diarias y llevar una vida como los demás jóvenes de su edad. Por eso pedimos el apoyo de las autoridades, para que intervengan y nos ayuden a cubrir los gastos médicos, porque nosotros en verdad ya no podemos”, dijo la abuela, entre sollozos.

TRAGEDIA Y MUERTE

Para lamento de Cuernavaca y su sociedad, los casos de desgracia por esta obra vial se multiplican. Ante la premura de concluir y la poca regulación que hay, por parte de la SCT y de la empresa Aldesa, Celedonio Mendoza perdió la vida tras caer sobre una varilla desde cinco metros de altura, donde colgaba de un andamio, en marzo del año pasado.

Sólo tres meses más tarde, otro empleado murió al ser embestido por un camión de carga, mientras trabajaba a la altura del entronque de la avenida Vicente Guerrero; la causa: mala señalización. Ya en octubre del año pasado, un motociclista murió por otra negligencia: la presencia de un cable en la carretera, el cual se enredó en el vehículo, lo que le hizo perder el control… y la vida. El pasado 2 de marzo, un tercer trabajador murió al ser aplastado por una viga, durante las maniobras para ampliar el puente Palmira.

Por otro lado, desde que comenzó el desarrollo del proyecto, los accidentes viales se cuentan por decenas. Si bien la SCT afirmó que la mayoría de estos se debieron al exceso de velocidad, reconoció que no se cuentan con los señalamientos adecuados para evitarlos.

CAOS GENERAL

Otras de las víctimas del Paso Express son los vecinos. Las afectaciones a los servicios públicos se mantienen a la orden del día. Esto se debe a que los trabajos de Aldesa, no se ejecutan con el cuidado necesario y por ello han roto tuberías de agua potable, cableado eléctrico, telefónico y de internet. Además, los habitantes de las colonias aledañas sufren de enfermedades respiratorias, a causa del polvo que provoca la construcción.

Con más de 20 decesos, alrededor de 200 accidentes automovilísticos, pérdidas económicas y materiales, hartazgo social y otros factores, la SCT pretenden hacer entrega de este proyecto para el próximo 30 de marzo. Esta nueva fecha fue dada a conocer por el secretario de Comunicaciones y Transporte federal, Gerardo Ruiz Esparza, el pasado 11 de febrero, quien aseguró que la inauguración será antes de las vacaciones de Semana Santa.

Días después, José Luis Alarcón Ezeta, delegado de la SCT en Morelos, confirmó hace unos días que la obra quedaría lista para la nueva fecha. Lo dicho se vislumbra complicado, pues durante el pasado fin de semana vecinos de Chamilpa detuvieron los trabajos cerca del Conalep, para oponerse a la construcción de un muro que los dejaría incomunicados, situación que nuevamente retrasa los tiempos de entrega.

Alejandro Lara MH

 

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------