Inicio Morelos Los muéganos, un dulce tradicional de México y Morelos

Los muéganos, un dulce tradicional de México y Morelos

0
0

Originarios de diversas regiones del país y reconocidos por todo el territorio de México, estos dulces son sabores comunes para los mexicanos. Coloridos y de sensaciones inconfundibles, elaborados con productos locales, estas golosinas no sólo son motivo de orgullo para su lugar de origen, sino que significan importantes fuentes de empleo.

De acuerdo a algunas versiones los muéganos nacieron en San Martín Texmelucan en 1905 de acuerdo a las recetas que Doña Flora Álvarez escribió un día que comenzó a experimentar con la harina para hacer un tipo de pan distinto a los pasteles que tradicionalmente vendía.
Buscaba ofrecer algo diferente a su clientela, así fue tejiendo ideas y aplicándolas en la práctica hasta que surgió una galleta a la que le puso por nombre muégano.
En un principio era redonda, tenía una cubierta de miel con un suave sabor a anís, la cubría con una delgada oblea de harina y la fraccionaba en cuadritos para así vénderla. El sabor era distinto al pan tradicional y a los pasteles que vendía; esta nueva galleta comenzó a gustar a las personas, así se comenzó a popularizar en esa población. 
Con el paso de los años, doña Flora dejó su panadería “Dalia” a su hijo Pioquinto Bustamante Álvarez, él además de hacer los pasteles que era lo “fuerte” para sobrevivir, continúo con los muéganos, sin embargo en 1938 decidió dejar su tierra natal y trasladarse a Tehuacán en busca de mejor suerte.
Llego aquí y se instaló en la calle 9 Oriente esquina con Paseo Hidalgo, donde estuvo 48 años, ahí comenzó a hacer muéganos que no sólo comercializaba él, creó una red de vendedores que se instalaban en las principales esquinas de la ciudad, donde en una mesa pequeña de madera exhibían el producto, al caer la noche, en una parte de la mesa tenía una perforación, ahí colocaban un farol cubierto con papel china rojo y amarillo, la tenue iluminación indicaba a los consumidores que ahí se encontraba un mueganero.
Otros más que también llevaban sus faroles, decidían caminar por las calles de la ciudad y para hacerse escuchar entre la gente pregonaban , “ya llego su mueganero que los viene a saborear, muéganos de harina y huevo de su marca el águila real”.

La producción inicial era muy mínima de alrededor de 200 muéganos diarios, pero debido a la alta demanda actualmente, se generan 7 mil a 8 mil piezas diarias, que son distribuidas en Tehuacán, Orizaba, Córdoba, Cuautla Morelos, Puebla, y México, y Oaxaca.

El proceso del muégano es muy artesanal, ya que la mayoría de los pasos se elabora de manera manual, y se necesita de alrededor de 35 personas para lograr el objetivo. Para iniciar con la fabricación de este tradicional dulce; se mezclan todos los ingredientes dentro de los que no pueden faltar  harina, leche, huevo, manteca vegetal, etc. donde solamente colaboran en esta preparación de masa familiares de los dueños, para que la receta original se conserve y no se filtre información de los ingredientes que dan lugar al exquisito sabor de los muéganos.

Una vez hecha la masa, ésta se pasa a la mesa de paloteo, donde se forman los molotes para hacer las galletas que posteriormente son trasladadas al área de laminado, para ser cortadas por una prensa en cuadritos y así puedan ser colocadas en charolas para hornearlas.

Una vez horneadas, las galletas se ponen en bandejas para ser bañadas en miel con panela; añadiendo en ambas superficies obleas, finalmente se procede al empaquetado, donde a través de una maquina se le coloca la etiqueta, el sello y la envoltura, que definirá el producto listo para ser distribuido en los diferentes puntos de venta.

¿Te gustan estos dulces? 

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------