Inicio Morelos Locutores, voces que nos cautivan

Locutores, voces que nos cautivan

140
0

Por el Día del Locutor, Héctor Bautista comparte con Morelos Habla lo que esta carrera le ha dejado y cómo ha evolucionado

Con más de 60 años de trayectoria, el decano de la locución Héctor Bautista y Mendoza, originario de Tlaltizapán, recuerda que su incursión al oficio del micrófono fue a los 19 años, cuando su hermano -quien estudiaba sastrería en Ciudad de México- le presentó al conductor del programa “Tangos”, a quien oía gracias a su madre.

¿Por qué le llamo la atención ser locutor?

Desde muy joven escuchaba programas de radio, gracias a mi madre, porque quedé desde niño huérfano y siempre me deleitaba al escuchar a los locutores. Yo decía: “¿Cómo le se hará para estar en una radio, cómo será, qué es lo que debo de hacer?”… Para mí era un mundo de fantasía, de ensueño, que vi cristalizado a la edad de 19 años, cuando mi hermano me presentó a un maestro que tenía un programa de radio y me apoyó totalmente, al ver mis deseos y ganas. Una vez que lo conocí me dije: “no voy a soltarlo” y no lo hice.

¿Qué opina de la radio actual?

Ha cambiado mucho. Antes, si querías ser locutor, tenías que estudiar gramática, Historia del Arte, de México y Universal, además de cuatro idiomas, mínimo, como inglés, francés, alemán e italiano para mejorar la dicción. Tuve un gran maestro, del cual no recuerdo el nombre, y gracias a él tuve un acercamiento con la radio que me en el lugar en el que estoy. Nos sometíamos a exámenes muy complicados, en el que sólo tenías tres oportunidades para pasarlo; sin embargo, desde la administración de Carlos Salinas de Gortari, se eliminó el examen para ser locutor y actualmente cualquiera puede serlo, sin necesidad de demostrar su nivel cultural, que tanta falta hace, porque he escuchado algunos programas que hacen mal uso del lenguaje y no debería de ser así, porque somos un ejemplo, líderes de opinión, queramos o no marcamos formas de pensar y de hablar en los radioescuchas.

¿Está de acuerdo en volver a ese examen?

No sólo estoy de acuerdo, sino que he participado, como principal impulsor, con la Asociación Nacional y Estatal de Locutores. Es una forma de demostrar la capacidad que para estar delante de un micrófono. Antes, ser locutor significa el compromiso de educar y de ofrecer al radioescucha un poquito de sabiduría. Tenías que estar muy bien preparado, porque si te equivocabas en un dato, un año o un nombre no faltaba quien hablara para desmentirte.

¿Cuáles son sus satisfacciones como locutor?

De todo tipo. Siempre fui un hombre afortunado, tanto, que gracias a que apoyé la campaña del exgobernador Lauro Ortega, me dio la oportunidad de ser diputado, en donde apoyé al gremio, además de que lancé varias iniciativas para mejorar las condiciones laborales. Fueron unos buenos años que recuerdo con mucho cariño.

¿Cuál es su mensaje da los nuevos locutores?

Que se preparen. Que se miren como los principales generadores de conducta y de pensamiento de quienes los escuchan. No sólo porque yo lo digo, sino porque así debería de estar en ellos mismos, en su conciencia como profesionales del micrófono. Yo no soy nadie para dar consejos, sólo doy mi punto de vista y creo que deberían de autoevaluarse, quienes ya están; prepararse, quienes estudian; y enaltecer, nuevamente, este oficio como en años anteriores, años que viví.

Si existe la reencarnación, yo pediría volver a ser locutor, porque es lo que más amo en este mundo. Es mi pasión y mi vida.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------