Inicio Morelos La nueva esclavitud laboral

La nueva esclavitud laboral

0
0

Empleados de tiendas de autoservicio y supermercados no reciben reparto de utilidades, ni pago de horas extras, tampoco tienen horarios de descanso y mucho menos posibilidad de hacer un sindicato.

A diferencia de otros empleados, los trabajadores de las tiendas de conveniencia en Morelos, como los Oxxo o GoMart, son víctimas de la explotación laboral.

Gracias a un esquema de “contratación verbal o de palabra”, carecen de un contrato de trabajo, no reciben prestaciones como el reparto de utilidades, no hay horas extras pagadas, ni se les respeta sus horarios de descanso. Ni hablar de un sindicato que los represente.

En entrevista, Julissa Díaz, una extrabajadora de GoMart en Morelos, consideró que esta situación hace que los derechos laborales sean inciertos, pues en cualquier momento el gerente de la tienda, si lo desea, pues despedir a alguien sin darle un finiquito.

“Las empresas Oxxo y GoMart han convertido a sus empleadas en esclavas modernas. Lo mismo nos acosan los supervisores y gerentes, o somos despedidas sin liquidación en cualquier momento”, señaló.

Además de tener que laborar hasta por 12 horas continuas, precisó que las trabajadoras de estas cadenas nacionales no tienen acceso a seguridad social, carecen de tiempo para comer, además de que están sometidos a un sistema de “tienda de raya”, donde deben de consumir los productos que venden, además de laborar un día entero sin pago para recuperar los robos hormiga en sus turnos.

Refirió que se ha asesorado para interponer denuncias ante instancias laborales, a fin de exhibir las condiciones laborales que enfrentan las personas que laborar en dichas tiendas.

“Pero si no han avanzado las quejas por violaciones a las condiciones generales de trabajo, mucho menos las de nuestros despidos injustificados”, lamentó Julissa Díaz.

 

Supermercados, también

Trabajadores de diversos supermercados de Cuernavaca han manifiestado su molestia, pues han recibido utilidades muy bajas en este año.

Este derecho laboral, que debe ser entregado entre mayo y junio, ha generado descontento por parte de los empleados, quienes reciben de 50 a 400 pesos, en el mejor de los casos, pues la semana pasada se conocieron algunos que repartieron menos de 70 centavos.

“Llevo laborando desde hace dos años y me dieron 400 pesos nada más, al preguntarles por qué fue esta suma de dinero, sólo contestaron que era lo que me tocaba”, dijo una trabajadora de un centro comercial, que por miedo a represalias omitió dar su nombre.

Algunos no han firmado el documento que avala la entrega de esta prestación, pues quieren que las empresas les hagan cuentas claras.

“Me dieron 100 pesos y sólo me informaron que era porque abrirían una nueva sucursal”, exclamó un trabajador de un supermercado muy conocido.

La cifra que les ofrecieron vuelve muy complicada la situación de los empleados, quienes han afirmado que ya tenían destinado ese dinero para liquidar deudas, comprar cosas o para mejorar su salud.

Alguno, que han recibo hasta 50 pesos, señalan que sus jefes incluso se molestan de que no tengan una buena actitud cuando reciben su cheque o depósito. De no tener claridad en el tema, aseguran que se organizarán para manifestarse en un supermercado, hasta que les den lo justo.

 

EXPLOTACIÓN

Desde hace años, muchas empresas de autoservicio han modificado sus lineamientos laborales para crear condiciones de trabajo leoninas, incluso que van en contra de las leyes de trabajo del país.

Casos particulares sobran, como son las marcas Oxxo, Seven Eleven y Extra, las cuales dependen de grandes consorcios internacionales, aunque el ejemplo más grave es Walmart, que a través de sus diferentes franquicias (SAMS, Bodega Aurrerá, Superama y Walmart) explotan laboralmente a miles de mexicanos.

En los últimos días han salido a relucir los incumplimientos a los derechos de los trabajadores, específicamente en la entrega de utilidades que deben repartirse en mayo, pero esto se extiende a los aguinaldos, días de descanso, duración de la jornada laboral, prestaciones de ley, entre otros.

La propia ANTAD (Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales), a través de sus socios, cae en los mismos actos: Soriana, Comercial Mexicana, Ley, Chedraui, Al Super, Waldos Mart, Liverpool, Del Sol, Sears, entre otros, contratan a su personal bajo escenarios de abuso, aprovechándose de la necesidad y de la falta de empleos bien pagados.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------