Inicio La Principal La historia vive en Morelos

La historia vive en Morelos

27
0

Además de contar con siete zonas arqueológicas abiertas al público, actualmente en Morelos personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), están desarrollando 30 investigaciones y constantemente realizan hallazgos relacionados con la historia de México, esto quedo comprobado con el último de ellos localizado en la zona de Chalcatzingo, donde durante las labores de limpieza en la zona arqueológica trabajadores encontraron una relieve de felino agazapado de 500 u 800 años antes de Cristo.

Actualmente en la entidad el INAH tiene registradas mil 052 zonas arqueológicas en diferentes puntos el estado, en las cuales se encuentran arqueólogos especializados pertenecientes a la dependencia realizando trabajos de investigación, ya que algunos de estos por los complejo y delicado de las excavaciones pueden durar hasta 10 años.

Personal de la dependencia federal explicó a Morelos Habla que el trabajo de los especialistas del INAH no se limita únicamente a encontrar zonas arqueológicas u objetos relacionados con la historia del país, también deben analizar todos los aspectos involucrados que pueden ir desde el tipo de tierra donde se encontró, mismas que puede revelar época y también a que cultura pudo haber pertenecido.

Una vez realizadas dichas acciones los arqueólogos deben sustraer el objeto y llevarlo a las instalaciones del INAH en Morelos donde comienzan las labores de restauración para dejarlo lo mejor posible sin afectarlo, para después enviar muestras a diferentes laboratorios, esto con el fin de saber con certeza la historia de la reliquia.

“Morelos es un lugar con mucha riqueza histórica en materia de arqueología, nuestro arqueólogos están constantemente haciendo trabajos de investigación al respecto y parecen no terminar porque cuando están investigando en un lugar una cuestión en específico resulta que localizan nuevos objetos o indicios de que las zona localizada podría contener más de lo que se esperaba históricamente hablando, por eso son grandes lapsos de tiempo para realizar trabajo de campo y más en una entidad tan nutrida en historia y que guarda gran parte de ellas debajo”, comentaron.

Indicaron que los arqueólogos del INAH plantean que de acuerdo a sus investigaciones podrían existir más de dos mil zonas arqueológicas en Morelos, motivo por el cual están trabajando para localizarlas y registrarlas las faltantes.

Actualmente las zonas arqueológicas abiertas al público están localizadas en Xochicalco, Chalcatzingo, Teopanzolco, Tepozteco, Yautepec, Las Pilas y Coatetelco, mismas que a pesar de la construcción de nuevos lugares en Morelos como plazas comerciales siguen registrando un alto número de visitantes.

“En Morelos tenemos la fortuna de poder revivir la historia de México visitando los lugares que eran utilizados por nuestros antepasados, por este motivo debemos sentirnos orgullosos y mostrar a nuestros hijos lo bello de la historia en nuestro país, sobre todo ahora que estamos en una época donde muchos jóvenes prefieran viajar por medio de sus dispositivos móviles y estos lugares son ideales para convivir con nuestras familias”, concluyeron.s

Difícil adaptación de Zonas Arqueológicas

En la entidad existen mil 052 zonas arqueológicas registradas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Morelos, sin embargo, actualmente únicamente están abiertas al público siete de ellas, informaron trabajadores de la dependencia.

Precisaron que la falta de presupuesto es el principal limitante para no poder exhibir todas las zonas históricas del estado, también las zonas localizadas en terrenos particulares limitan poder mostrarlas a todas las personas interesadas en la historia.

Indicaron que los arqueólogos del INAH plantean que de acuerdo a sus investigaciones podrían existir más de dos mil zonas arqueológicas únicamente en Morelos, motivo por el cual están trabajando para localizarlas y registrarlas.

Puntualizaron que las únicas siete zonas abiertas al público son Xochicalco, Chalcatzingo, Teopanzolco, Tepozteco, Yautepec, Las Pilas y Coatetelco, mismas que lamentablemente en los últimos años han registrado una baja considerable en las visitas.

Expresaron que abrir una zona arqueológica al público requiere una inversión importante de dinero únicamente para garantizar que los descubrimientos no se dañen bajo ninguna circunstancia, además de tener que adaptar un camino para la llegada cómoda de los visitantes, pagar seguridad las 24 horas y arqueólogos para el mantenimiento, situación que limita de manera importante al INAH.

“Existen varios factores para que nada más estén abiertas siete zonas a las personas, primero es que se encuentran en terrenos que no son propiedad del instituto, entonces nosotros no podemos disponer de ellas, por lo que no tenemos la custodia, otro factor el más importante es la situación económica, es decir la inversión que se debe realizar para abrir a toda la gente este tipo de atracción histórica, lamentablemente no contamos con ese presupuesto”, resaltaron.

Los colaboradores del INAH hicieron una invitación a para que visiten las zonas arqueológicas de Morelos y hablar bien de ellas cuando viajen a otros puntos del país, esto con el fin de tener una buena difusión sobre estos atractivos del estado, el cual es privilegiado como pocas entidades en contar con parte de la historia de México.

ÚLTIMO HALLAZGO

Los hallazgos arqueológicos encontrados por especialista del INAH pueden darse en cualquier zona o en cualquier momento y no necesariamente haciendo trabajos de investigación, prueba de esto es el relieve de felino agazapado encontrado en Chalcatzingo, el cual es de aproximadamente 500 u 800 años antes de Cristo.

Este descubrimiento registrado por el INAH en mayo de 2016 fue ubicado por un trabajador mientras realizaba trabajos de mantenimiento en la zona y con este suman hoy en día ocho relieves de felinos en posiciones similares ubicados en Chalcatzingo, motivo por el cual los expertos están haciendo trabajos de seguimiento a las investigaciones realizadas en el sitio.

Esta zona es una de las más importantes en Morelos en materia de arqueología y es visitada por miles de personas, en su mayoría turistas a lo largo del año, generando importante derrama económica relacionada con el turismo, además de mostrar puntos clave en la historia de México.

Xochicalco es un sitio arqueológico que se ubica en los municipios de Temixco y Miacatlán estado de Morelos, México, a 38 kilómetros al suroeste de la ciudad de Cuernavaca. Fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco de 1999. El apogeo de Xochicalco tiene lugar en el periodo llamado Epiclásico (650-900 d.C.).

Durante este lapso se construyó la mayoría de la arquitectura monumental visible hoy en día; su desarrollo y surgimiento se debe entender a partir de su relación con Teotihuacán, el asentamiento dominante en Mesoamérica a lo largo del periodo clásico.

De acuerdo con algunos investigadores, Xochicalco surgió tras el abandono de Teotihuacán para ocupar el vació de poder económico y político provocado por ese hecho

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------