Inicio La Principal De visita al camposanto

De visita al camposanto

251
0

Los panteones son en esencia, parte del imaginario social en México, característicos por tradición entre la sociedad y de suma importancia en cuanto a las costumbres más arraigadas como el Día de Muertos, cuando miles de familias se reúnen para visitar a familiares y amigos fallecidos.

En Cuernavaca existen ocho panteones municipales; se trata del panteón de La Leona, Antonio Barona, Tlaltenango, Acapantzingo, Chapultepec, Teopanzolco y Margaritas; así como el desconcentrado Jardines de la Paz.

Según lo declarado por autoridades municipales, en esta temporada se espera recibir en los ocho panteones de la ciudad la visita de aproximadamente 120 mil personas por Día de Muertos.

Aunque sus puertas permanecen abiertas durante todo el año, la concurrencia aumenta en esta época, pues desde el día 31 de octubre la gente comienza a limpiar, remodelar y adornar con flores, fotografías, papel picado, globos, veladoras e incluso algunos elementos de las tradicionales ofrendas, como los alimentos preferidos del difunto, calaveras de azúcar o algunos objetos de valor sentimental. Las tumbas se visten de color y el aroma se vuelve uno solo, característico de la celebración.

Música de viento, tríos y mariachis son muy comunes en el marco del festejo, pues algunas personas gustan de recordar a sus muertos con las canciones favoritas de los mismos; es también muy común encontrar todo tipo de comercio en la periferia de los campos santos, ya que hay quienes permanecen durante casi todo el día dentro de las instalaciones e inclusos hay algunos donde permanecen toda la noche, según las reglas de cada recinto.

Cargados con flores, juguetes, veladoras y derramando alguna lágrima, los asistentes, algunos provenientes de otros municipios o de estados vecinos, inician su ruta para recordar a sus difuntos visitantes que año con año tienen permiso para salir del Mictlán y visitar a los vivos, mientras que en distintos puntos de la ciudad se realizan actividades culturales para festejar la fecha.

Gladiolas blancas, ramos de flores de cempasúchil, pata de león y nube, los integrantes de cada familia, como muchísimos otros visitantes, también  llevan consigo cubetas con agua, jabón, escoba y cepillo para limpiar la última morada de sus difuntos en el panteón que les corresponde.

Panteones olvidados

el resto del año

Aún cuando la fecha es sinónimo de tradición y belleza, la conglomeración de tumbas y su respectivo abandono generan graves problemas sanitarios en Morelos, como los provocados por mosquitos vectores del dengue y chikungunya que se reproducen por el encharcamiento de agua y su combinación con flores o plantas en general; según los Servicios de Salud de Morelos, los panteones son uno de los focos de infección primordiales; particularmente en las celebraciones del Día de Muertos pues la colocación de flores y el lavado y arreglo de tumbas provoca acumulación de agua en los cementerios, misma que sirve de caldo de cultivo para el aedes egipty, vector de ambos padecimientos.

Aunado al descuido por parte de la autoridad municipal durante todo el año, los daños son evidentes en algunos de los panteones, y pese a que al acercarse esta temporada se ponen en marcha distintos programas para su rescate, al rezago en los inmuebles se suma el mal estado de las calles y vías principales para acceder a ellos.

Recomendaciones

Para disfrutar de la tradición que continúa viva entre la sociedad mexicana, es necesario seguir los protocolos de seguridad necesarios, por lo que te recomendamos lo siguiente:

Actúa con responsabilidad y conserva limpio el lugar, recuerda no introducir bebidas alcohólicas y botellas de vidrio, procura no consumir alimentos dentro del panteón, mantén siempre a los niños bajo la vigilancia de un adulto, utiliza sombrilla, gorra o visera para evitar la insolación, establece un punto de reunión por si algún miembro de la familia llega a separarse, ten precaución al utilizar herramientas para evitar lesiones, respeta los señalamientos y rutas de circulación, procura utilizar sólo el agua necesaria evitando su desperdicio, no camines sobre las tumbas ya que las lápidas o losas pueden estar frágiles y ocasionar caídas, si ves fosas abiertas, repórtalas de inmediato a la administración del panteón y por último, evita lugares con elevada concentración de personas.

Por otro lado, es importante tomar las medidas de seguridad debidas también en el hogar; al encender veladoras, coloca un plato con agua debajo de ésta, así evitarás que si por alguna razón se voltea, ocasione un incendio. Éstas y el incienso que tradicionalmente se utiliza, deben colocarse lejos de las cortinas, flores artificiales, decoraciones y cualquier tipo de papel para evitar accidentes.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------