Inicio Morelos Cuernavaca Arriesga su vida por los demás

Arriesga su vida por los demás

84
0

Carlos es bombero, su vocación es cuidar a la población, él enfrenta incendios, fugas de gas y hasta enjambres

Cuando somos niños todos soñamos con ser médicos, abogados, artistas o científicos; Carlos Camacho quería ser bombero. “Aquí todos somos familia, nos cuidamos y respetamos nuestro trabajo, pasamos días juntos y nos esforzamos por un mismo fin, cuidar de la población, eso es lo que nos apasiona”, dijo el joven de 24 años.

En el Circuito del Lago, de la colonia Flores Magón en Cuernavaca, se encuentra la estación del Honorable Cuerpo de Bomberos, allí se prepara para salvaguardar la de los demás. “Un día nunca es normal para un bombero, cada día te encuentras con cosas diferentes, hay gente con más de 20 años de experiencia y algunas emergencias todavía los dejan sorprendidos”, comentó.

Carlos es padre de un pequeño de tres años y dice sentir miedo cada vez que expone su vida en cumplimiento de su deber: “Los casos más comunes que atendemos son los incendios de terrenos baldíos, enjambres de abeja y capturas de animal, de los casos más peligrosos son las fugas de gas, porque en cualquier momento puede estallar”. Narró para Morelos Habla que gran parte del equipo es donado por empresas y otros cuerpos de bomberos; en cuanto al mobiliario, camas y mesas son fabricadas por ellos mismos.

Respecto a los vehículos dijo: “Desgraciadamente para las autoridades nosotros representamos un gasto, porque no somos como un policía, que infracciona y de alguna manera reditúa; sólo ofrecemos auxilio a los ciudadanos, que yo creo que es mucho. Una vez íbamos a atender una emergencia al mercado Adolfo López Mateos, íbamos la mayoría del turno, y no pudimos llegar porque se descompuso a medio camino la camioneta”.

Sin embargo, en Carlos y en cada uno de sus compañeros sobran valor y determinación: “Me da miedo siempre que salgo a un servicio, trato siempre de controlarlo y dominarlo, y pienso en mi familia y mis compañeros que están en la misma situación que yo, que están a tu lado y te dan valor.

Ser bombero no es algo fácil, pero me gusta, me apasiona y es algo que no quiero dejar”. “Pienso crecer en el departamento y si algún día a mis hijos les llama la atención tanto como a mí, que puedan seguir mis pasos y ojalá para ese entonces ya las condiciones sean mejores y un bombero sea reconocido y valorado”, dijo el más jóven del escuadrón.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------