Inicio La Principal A un año… el negocio continúa

A un año… el negocio continúa

0
0

Morelos Habla cumple un año. En nuestro primer número señalamos el riesgo que representan los partidos políticos utilizados como negocios familiares; hoy, las consecuencias están a la vista

El 16 de febrero de 2015 Morelos Habla vio la luz. Su primera publicación daba cuenta de un tema que, desde hace 1algunos años, ha tomado fuerza entre la ciudadanía y cuyo título fue: ‘La política partidista, negociazo’.

A un año, el tiempo ha dado la razón a nuestro primer número y nada ha cambiado. La muestra más clara es el PSD, quien de la mano de Cuauhtémoc Blanco ganó la alcaldía de Cuernavaca y, en poco más de un mes de gobierno, ha demostrado serías carencias y manejo de intereses.

Morelos Habla publicó: “Los partidos políticos pequeños se han convertido en la mina de oro de unos cuantos: reciben recursos del erario, rotan puestos, venden promesas y degradan la calidad de la política, olvidándose de la gente y privilegiando solamente sus intereses”.

La contienda electoral llegó y Nueva Alianza, Movimiento Ciudadano, Verde Ecologista, Socialdemócrata, Humanista, Morena y Encuentro Social parecía que sólo jugaban a no perder… a no perder su registro. El voto de la población y los pactos políticos hicieron que sólo el Humanista perdiera su registro nacional, al no alcanzar tres por ciento de la votación, mientras que el PT fue rescatado gracias al apoyo de otros partidos y la anulación de la elección del I Distrito en Aguascalientes.

El PVEM no deja de ser peón del PRI, con quien se alía cada elección y asegura así su continuidad, aunque las multas y sanciones lo persiguen. Pidió un préstamo de 100 millones de pesos a Banco Multiva, dando como aval las prerrogativas que entrega el Instituto Nacional Electoral, para pagar 600 mdp de multas.

EL PSD

Mención aparte merece el PSD, que en 2015 ganó las elecciones en la capital morelense. Es la primera vez que gobiernan Cuernavaca y lo hacen, nada menos, bajo la figura del exfutbolista Cuauhtémoc Blanco.

En su número 1, MH señaló los escándalos del PSD, entre ellos la candidatura a gobierno de Julio Yáñez, hoy diputado local, cuya plataforma de campaña era crear “La torre del Chinelo”, para atraer turismo. De esta forma, emprendió una gira por Francia, junto a una amplia comitiva, para promocionar una propuesta totalmente fuera de lugar. En la contienda dimos cuenta de cómo Blanco era un candidato que poco aparecía, sin mensajes, proyectos o ideas de gobierno y se limitaba a decir que resolvería los problemas.

Su origen humilde y popularidad fueron los motivos por los que en resultó electo con apenas 40 mil votos. Vino un escándalo tras otro en el PSD. Este diario publicó la historia de cómo los Yáñez se apoderaron del partido, convirtiéndolo en un negocio de familia, empezando por el exregidor Roberto Yáñez padre.

Respaldado por la figura de Blanco, Julio Yáñez ganó una diputación y su hermano Roberto es secretario del ayuntamiento. Juntos son señalados de manejar la administración municipal, en lugar del exfutbolista. Presentamos investigaciones sobre las irregularidades para acreditarle una residencia de más de 10 años al exdeportista, utilizando para ello a Roberto Yáñez padre, quien supuestamente le rentó una parte de su casa.

Antes de asumir el cargo (acto al que ninguno de los 40 mil votantes del exseleccionado nacional asistió) se destapó la cloaca: el exedil Manuel Martínez Garrigós aseguró que a Blanco le pagaron 8 mdp para ser candidato, para mantener el registro del partido. Señaló que él prácticamente hizo que ganaran los comicios, operando el “cuarto de guerra” y la estrategia “pietierra” el 7 de junio, pues su estructura garantizó representantes en todas las casillas.

En una entrevista nacional, identificó que “el cuarto de guerra” fue la casa de José Manuel Sanz, representante de Blanco, y que en el convencimiento de hacerlo candidato participó el también exfutbolista Moctezuma Serrato; ambos actualmente en la nómina del ayuntamiento. A mes y medio en el cargo, la comuna es un caos. Roberto Yáñez ha reconocido que no tienen un plan de trabajo para atender prioridades, como el alumbrado.

El conflicto con la recolectora de basura Sirec, por la falta de pagó evidenció la injerencia del diputado Julio Yáñez en asuntos municipales, al acudir a reuniones como representante del alcalde, que viola la Constitución, pues nadie puede ejercer dos cargos públicos. Se había dedicado a esquivar el tema, hasta que a inicios de febrero trabajadores de Sirec bloquearon calles y fueron a dejarle los desechos a las oficinas municipales.

Incluso un enfrentamiento, luego de que el edil se negara nuevamente a dialogar sobre el tema y saliera corriendo. A ello, hay que sumar que amenazó a dos regidoras de su propio partido, quienes no están de acuerdo con sus propuestas; además, logró crear una ‘supersecretaría’, con la cual podrá delegar sus responsabilidades a Roberto Yáñez.

Iniciativa privada, organizaciones civiles, así como Ejecutivo y Legislativo han llamado al exfutbolista a que acuda a mesas de diálogo, para elaborar planes de trabajo y se analicen los problemas de capital, sin que dé respuesta. La única, la dio Julio Yáñez, quien dijo que el edil tiene comunicación con los ciudadanos y que no necesita hablar con nadie más.

Morelos Habla, en su primer número, se había anticipado: “Para este año, el futbolista Cuauhtémoc Blanco será su candidato (PSD) a la alcaldía de Cuernavaca, quien carece de perfil académico y político para un cargo público”. El tiempo y las circunstancias han dado la razón a nuestra publicación del 16 de febrero de 2015.

08-09EJEMPLAR

Fue el 16 de febrero de 2015 cuando Morelos Habla entregó su primera edición, en la cual hacía un recuento de los partidosnegocio, encabezados por el Socialdemócrata, que ganó la elección local del 7 de junio.

JESUS PEÑA/MH

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------