Inicio Cultura Parálisis faciales pueden deberse a problemas respiratorios

Parálisis faciales pueden deberse a problemas respiratorios

98
0

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que la mayoría de los casos de parálisis facial que se atienden en las unidades médicas se debe a complicaciones de enfermedades respiratorias agudas, de las vías aéreas superiores.

El médico supervisor de Epidemiología en la Zona Juárez, Rafael Contreras López, explicó que las personas identifican más una complicación de vías respiratorias con  neumonías o influenza, pero no con la inmovilidad de la cara, a la que relaciona más con enfrentarse a un cambio brusco de temperatura o por permanecer por tiempo prolongado expuesta a un clima frío.

El especialista dijo que de un promedio de 40 casos de parálisis que se atienden en las unidades médicas del IMSS durante el invierno, la mayoría obedece a que hubo un problema respiratorio que no fue bien atendido con oportunidad, aunque otros se presentan también por los cambios repentinos en la sensación térmica o exponerse a un clima muy frío.

Para evitar este tipo de enfermedades, Contreras López recomendó mantener un buen estado de salud ingiriendo una alimentación balanceada que les brinde vitaminas y los nutrientes necesarios, además de la práctica de ejercicio, el lavado constante de manos y protegerse de los cambios de temperatura, un factor importante que originan las infecciones respiratorias agudas.

Explicó el especialista en salud pública que la parálisis significa que no se pueden mover los músculos en absoluto y esto es a causa de una inflamación localizada en el nervio facial o en el núcleo del nervio facial en el cerebro.

Así mismo, informó que las infecciones en el oído pueden ser también causa de que se presente la inmovilización facial y que el malestar, por lo general, aparece de manera súbita, aunque suele empeorar de dos a tres días después.

Contreras López mencionó que los síntomas casi siempre están sólo en un lado y pueden ir de leves a graves: en el área de la cara se siente rígida y jalada hacia un lado, también se presenta dificultad para cerrar el ojo, comer y mover los músculos, además de la piel caída, como el párpado o la comisura de la boca.

El funcionario médico del IMSS indicó que puede haber babeo por la falta de control de los músculos del rostro, trastornos en la sensibilidad del gusto y una disminución en la percepción del sonido (hipoacusia).

“Es posible que la persona no se dé cuenta de los cambios físicos que está sufriendo en su rostro, hasta que alguien más se los haga saber: en ese momento es necesario acudir con el médico para que valore e indique el procedimiento a seguir”, dijo Contreras López.

Los síntomas empiezan a disminuir en cuanto se controla la enfermedad que la originó, y el medicamento proporcionado es para aliviar los malestares causados como resequedad en los ojos o antiinflamatorios.

Es variable el tiempo de recuperación de la persona, puede ser en unos días o puede tardar incluso meses en fortalecerse los músculos del enfermo, todo depende de la condición física que presente.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------