Inicio Ciencia y Salud Trastornos alimenticios, no caigas en ellos

Trastornos alimenticios, no caigas en ellos

0
0

Cualquier alteración en la manera de alimentarse puede ser considerado como un trastorno. La conducta alimentaria o la forma en que nos vemos a nosotros mismos en cuanto a peso y aspecto corporal, así como los excesos con la comida, son síntomas de éstos. Gregorio Chan Díaz, psiquiatra infantil en el Hospital del Niño y el Adolescente Morelense, compartió a Morelos Habla los principales trastornos alimenticios que pueden afectar a niños y adultos. Cualquier persona puede ser víctima; tan sólo en América Latina siete de cada 10 adultos suelen tener alteraciones de este tipo, poniendo como ejemplo la obesidad. Tres por ciento de la población sufre de atracones.

Entre los niños es muy frecuente la “pica” que consiste en ingerir cosas que no son alimentos, tal es el caso de la tierra, el jabón o cualquier otro elemento. Las causas de estos trastornos son multifactoriales, pueden variar entre la genética, cuestiones culturales, el acceso a la comida y la relación que existe con ella. En América Latina, la estadística en anorexia es menor a la de Estados Unidos, según el más reciente estudio, lo que supone podría ser por la relación que tenemos con la comida, el mejor ejemplo son los dichos que utilizamos “Barriga llena corazón contento” “Con pan las penas son menos”. Por otro lado, Chan Díaz, afirmó que “también influye la cuestión cultural, es decir que en América Latina la mujer curvilínea es más atractiva que la figura atlética o muy delgada”. Cualquier conducta repetitiva que afecte la relación con la familia, las relaciones personales o cuestiones de salud, ya sea de manera restrictiva o excesiva, puede ser un foco rojo.

El tratamiento para estos casos debe ser multidisciplinario, luego de la detección se debe recibir educación e información sobre el tema. De tener alguna consecuencia o alteración en la salud, lo primero debe ser tratarla para posterior recibir atención psicológica. Por lo general, los trastornos restrictivos se presentan entre los 16 y 21 años de edad, mientras que la “pica” u otras poco comunes se manifiestan a los tres o cuatro años de vida. Es importante consultar con su mé- dico la información para conocer y detectar los trastornos alimenticios.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------