Inicio Ciencia y Salud Malformaciones gastrointestinales

Malformaciones gastrointestinales

58
0

Beatriz Irene Colín Chávez, pediatra en el Hospital del Niño y Adolescente Morelense informó qué causa esta deformidad y cuál es su tratamiento

Las malformaciones gastrointestinales son aquellas con las que nacen los niños en donde al tubo digestivo alto, medio y bajo se le forma una división. Los grupos más relevantes son atresias esofágicas, intestinales y malformaciones ano-rectales, donde la principal consecuencia es la incompatibilidad con la vida, un diagnóstico temprano y un tratamiento quirúrgico a tiempo es fundamental para la supervivencia del niño recién nacido ya que no llegan a pasar más de cinco días con el problema, debido a que el intestino está tapado o cortado en algún punto, “a mayor complicación menor sobrevivencia”.

Beatriz Irene Colín Chávez, cirujana pediatra en el Hospital del Niño y Adolescente Morelense HNAM, dio a conocer que las malformaciones gastrointestinales causadas en recién nacidos, el tratamiento qué hay y los tipos de malformación que existen.

La pediatra nos detalló bajo que circunstancia hay una probabilidad más certera de una malformación en el menor.

“Existe un antecedente en los niños que nacen con esta malformación, en el 80 por ciento de los casos a las mamás se les detecta polihidramnios (que se refiere a la presencia excesiva o aumento de líquido amniótico), cuando esto sucede es un alta probabilidad de que el bebé venga con una malformación. Por lo que hay que revisarlo de inmediato, metiendo una sonda en el tubo digestivo, para darse cuenta de la existencia de alguna complicación se hará notar en la dificultad del paso de la sonda hacia el estómago” señaló.

Hizo notar cómo percatarse de las complicaciones que el menor puede presentar, ya que en dado caso de malformación en el tubo alto, el paciente vomita en las primeras 24 horas de vida, o bien el niño se inflama y hay que tomar radiografías para detectar unas búrbujas que son las causantes, la malformación anorectal, es muy notoria ya que el ano no está formado y las heces están saliendo por otro sitio.

No existe ningún método de prevención prenatal, a excepción de que cuando la madre es diagnosticada con polihidramnios, se puede tener una idea más sólida de que el menor puede tener alguna complicación sin embargo los niños que no tienen un diagnóstico oportuno y adecuado es muy probable que no sobrevivan.

“A todas las futuras mamás les recomiendo lleven a cabo su control prenatal así como sus ultrasonidos para prevenir al bebé, brindándole la atención adecuada”, indicó la pediatra.
También es importante que aquellos médicos que reciben a los bebés, hagan una revisión profunda al bebé, o bien como madre o padre solicitarlo, ya que al primer contacto puede prevenir y tratarse adecuadamente”, conlcuyó.

Existe un antecedente en los niños que nacen con esta malformación, en el 80 por ciento de los casos a las mamás se les detecta polihidramnios (que se refiere a la presencia excesiva o aumento de líquido amniótico), cuando esto sucede es un alta probabilidad de que el bebé venga con una malformación. Por lo que hay que revisarlo de inmediato, metiendo una sonda en el tubo digestivo, para darse cuenta de la existencia de alguna complicación se hará notar en la dificultad del paso de la sonda hacia el estómago.

Beatriz Colín, pediatra

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------