UNGIDO EL CUAU… ¿QUÉ SEGUIRÁ?

/ Por
hasta la cocina_NADIA PIEMONTE
UNGIDO EL CUAU… ¿QUÉ SEGUIRÁ?
Aumentar tamaño de texto
A A =

Para un político tener un amigo intelectual puede resultar intrascendente. Pero, para un político, echarse de enemigo a un intelectual, resulta desastroso. Y el “francote” de AMLO, en menos de diez días, se enemistó, se burló y ofendió públicamente –aunque acabó pidiendo disculpas— a media docena de intelectuales que se atrevieron a escribir, o simplemente mostrarse en desacuerdo con su actitud, que no con sus ideas porque esas ya sabemos que son abstractas, indiscutibles y bizarras.

A Jesús Silva-Herzog Márquez lo tildó de “fifí” y de pertenecer a la “mafia del poder”. Otro tanto hizo con Enrique Krauze. Y de paso, se quiso llevar entre las patas a Denise Dresser. Casualmente los tres escriben, entre otras tribunas, en el diario Reforma. Y los tres le objetan al Peje, entre otras incoherencias, esa alianza súbita que arregló con el partido Encuentro Social y que se atrevió a calificar de “acuerdo espiritual”.

Escribió ayer Silva-Herrzog Márquez en su artículo que tituló Crítica y Soberbia Moral: “Quien ha ungido a Cuauhtémoc Blanco no puede pretender ser nuestro Mahatma Gandhi”. En artículos anteriores, el escritor se había referido al verdaderamente inaceptable y aberrante nombramiento como precandidato al gobierno de Morelos de ese personaje cuyos méritos futbolísticos no le dan sino para demostración plena del arrogante desprecio hacia la ciudadanía morelense. Desprecio de Cuauhtémoc Blanco y también del propio Peje que en su caudillesca actitud que le ha hecho llevar a límites insospechados su afán de poder, ese poder que lo hace sentirse que trae al mismísimo dios de las orejas.

Denise Dresser, por su parte, “sorprendida” por haber sido nombrada por el Peje “conservadora disfrazada de liberal”, reflexiona respecto esa actitud incongruente de AMLO al haberse aliado con el partido Encuentro Social y porque Morena “parece volverse el partido de los pepenadores, recogiendo cascajo… o los malolientes que históricamente han saboteado la posibilidad de cambio y perpetuado el pacto de impunidad”. Se refiere la escritora a las dudas que alberga respecto del Peje. Dudas, dice Denise, sobre su temperamento, mismas que “aumentan cuando (el Peje) regresa a la rijosidad y al pugilismo”.

“Con tu virulencia verbal y tu descalificación personal contribuyes a crear una tensión social de la que no te haces cargo. Das licencia para matar; das permiso para agredir. El que seas atacado, una y otra vez, de manera mañosa e inmisericorde por el gobierno no justifica que tú reacciones mimetizando el odio. Cuando tú respondes no desmontas argumentos; agredes, atacas. Actúas de formas que minan la deliberación y el diálogo y despiertan preocupación por el tipo de liderazgo que ejercerás si llegas a Los Pinos”. Eso dice, y sigue Denise, quien escribió a manera de carta a AMLO, su artículo de ayer en Reforma.