viernes, 16 noviembre, 2018
Opinión Recuento de Daños

Dreamers – Recuento de Daños

Dreamers
Mientras en EU se da una gran batalla entre gobierno y dreamers, México parece ausente, luego de que hace un año movilizaron consulados y recursos para apoyarlos e incluso los medios dejaron de atender el tema: pasó de moda
Entre las pocas opiniones, destaca Carlos Puig (Milenio. 30.1.18) ¿Qué hacemos frente a las deportaciones que vienen? Hay 144 mil mexicanos esperando proceso en tribunales. Y el número va a aumentar por las redadas en centros de trabajo. Esto sin contar a los cientos de miles de dreamers que podrían volverse indocumentados si no hay acuerdo entre el Congreso y Trump. ¿Qué hacer frente? ¿Dónde caben? No estaría mal empezar por darles la posibilidad de identificarse como lo que son, mexicanos
En The New York Times, escribió Jorge Castañeda (8-2.18), que la enchilada migratoria de Trump no es tan mala, con la propuesta de ajustar la política migratoria sustentada en 4 pilares. Ese ajuste podría beneficiar a México, si viene acompañado de cambios en la emisión de visas H-2A y H-2B. La regularización jurídica de los dreamers y de un millón de jóvenes más les permita, por una vía larga, obtener la ciudadanía. El muro es algo con lo que México puede vivir, si su construcción toma años y complemente segmentos de bardas ya erigidas. La eliminación del principio de reunificación familiar para impedir la “migración en cadena”. El criterio familiar se sustituiría por méritos y reduciría los solicitantes de green cards. 200.000 mexicanos las consiguieron en 2016. Reducir a la mitad esa cantidad mediante un proceso interminable y tedioso no sería tan malo como eliminar el programa. Y suprimir el sorteo para otorgar una pequeña cantidad de visas a solicitantes de naciones con una baja representación, “blanquearía” la inmigración y por ende es una propuesta despreciable, pero no afecta a México. No existe un sistema de sorteo para los mexicanos.

Loading...