Punto y Aparte 11-08-17

/ Por
Aumentar tamaño de texto
A A =

MEZQUINDAD Y CHIFLADOS

El 8 de agosto de 2011, dentro del contexto del natalicio de Emiliano Zapata, el entonces gobernador Marco Adame Castillo lanzó un exhorto a todas las fuerzas políticas para evitar la mezquindad en lo concerniente a la infraestructura que con relación a la salud pública se había construido durante su gestión, “llegue quien llegue a la titularidad del Poder Ejecutivo el año próximo”, pues el objetivo del gobierno estatal no debe ser sólo conservar las obras, sino mejorarlas y expandirlas teniendo siempre como objetivo fundamental a los ciudadanos, pues la salud es un derecho constitucional.

Días antes vino a Morelos el presidente Felipe Calderón para izar la bandera blanca que simbolizaba la cobertura del Seguro Popular al 100 por ciento. El mismo 8 de agosto entrevisté a Marco Adame, a quien observé satisfecho con la visita del presidente, con quien habló extensamente -según me dijo- sobre otros proyectos de desarrollo para nuestra entidad vinculados con la red de carreteras estatales y federales. Uno de esos proyectos fue la reconstrucción del Paseo Cuauhnáhuac en varios de sus tramos.

He aquí lo que me interesa rescatar hoy. Durante la entrevista, Adame mencionó varias veces la palabra mezquindad aplicándola al debate político y partidista, pero sobre todo al hecho de que en determinados momentos aparecen quienes buscan sacar raja personal saboteando proyectos de desarrollo. A eso yo siempre lo he denominado oportunismo y ganas de joder, aunque de por medio subsista el daño a la sociedad morelense en general.

Quise traer a cuento lo anterior, gentiles lectores, frente a la mezquindad de quienes llevan casi cinco años buscando sabotear los proyectos de desarrollo e infraestructura impulsados por el gobernador Graco Ramírez, a quien no han doblegado. Un ejemplo de ello se tiene en la termoeléctrica de Huexca (Yecapixtla), donde muchas veces intervinieron el rector de la UAEM, Alejandro Vera, su cancerbero Javier Sicilia y el senador Fidel Demédicis con el objetivo de sabotear el proyecto, lo cual al final del día no lograron. Infortunadamente para nuestra entidad, solo proyectaron a Morelos como un sitio plagado de grilla.

No me referiré a otros episodios, pero sí quiero agregar que la mezquindad volvió a aparecer en las pasadas 48 horas, cuando un grupo de loquitos convocó, a través de las redes sociales, a una manifestación desde temprana hora de hoy en los alrededores del nuevo Auditorio de Teopanzolco, para dizque llamar la atención del presidente Peña Nieto, quien cortaría el listón inaugural. Todo ello, señoras y señores, en el afán de joder, causar disturbios y sacar raja política. Empero, yo mismo subí un mensaje en Twitter y Facebook indicando que el titular del Poder Ejecutivo Federal enviaría en su representación a Mikel Arreola, director general del IMSS.

A cargo de esta nueva agitación, acertó usted, se colocaron los chiflados líderes de lo que queda de la CMMC. Sin embargo, patearon el pesebre, pues es de sobra conocido que Gerardo Becerra, panista en tiempos de Adame, es ahora un priísta embozado.