LA CIENCIA VALORIZADA

/ Por
Aumentar tamaño de texto
A A =

En días pasados el candidato a gobernador Rodrigo Gayosso participó en una reunión con integrantes de la comunidad científica morelense para escuchar propuestas que lleven a fomentar la innovación y con ello promover la industrialización ordenada, así como impulsar la formación de nuevos investigadores. Se trató de una reunión propiciada por la asociación civil Identidad y Orgullo por Morelos en la que el candidato a gobernador resaltó la importancia de que en el estado haya una administración pública moderna, se mejore la infraestructura, y reajuste de la industria adoptando tecnologías y procesos sustentables.

Llama la atención que el joven candidato a gobernar Morelos entienda, según lo afirmó, “que la tecnología debe verse como un eje transversal en la administración pública y ampliar la visión de la tecnología a todos los sectores”. Además que expresó que cree es “primordial incrementar políticas en donde se incluyen al gobierno, la sociedad civil y al sector educativo en la implementación de estas estrategias”.

Y llama la atención por el hecho de que pese a la importancia de la ciencia y la tecnología unidas a la cultura, para alcanzar el verdadero progreso de los pueblos, los políticos suelen soslayarlas y no mencionar los temas durante sus campañas, lo que redunda en que si llegan a ganar el puesto por el que pugnan, menos atenderán el rubro ciencia y tecnología. Hay que admitir, sin embargo, que en el gobierno de Graco Ramírez educación, ciencia, tecnología y cultura han sido especialmente atendidas.

Porque vaya si será importante la ciencia, que el pasado sábado se llevó a cabo precisamente la “Marcha por la Ciencia” en la Ciudad de México, cuyo objetivo principal es transmitir a la sociedad la importancia del conocimiento científico y tecnológico en su vida cotidiana y de esta forma lo aprecie. Esa marcha pretende generar conciencia entre las personas sin formación o educación científica, sobre la apropiación que debe hacer de ese conocimiento. Y lo que son las cosas: la Marcha por la Ciencia del pasado sábado en la Ciudad de México, demostró esta debilidad social. Según reportan las crónicas, tan sólo un modesto contingente de quizá dos mil jóvenes caminó del Ángel de la Independencia al Zócalo, gritando consignas. Grupos de la UNAM, IPN y UAM fueron los más representativos. Pero a la cita acudieron pocos científicos, entre éstos, de la Asociación Mexicana de Investigadores de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad y uno que otro divulgador de la ciencia. Raúl Alva, biólogo y profesor de la UAM, además de entusiasta comunicador de la ciencia, señalo que “es una marcha que necesita más de la población general”. El biólogo agrega que el éxito de este tipo de actividades se verá reflejado cuando las personas las hagan suyas y no haya que esperar la respuesta de los científicos.

Llamaba la atención en esa marcha la presencia de niños con playeras del Programa Adopta un Talento, que alzaban la voz: “¡¿qué queremos?!”, a lo que los jóvenes y adultos respondían “¡más presupuesto!”. Su presencia refrescó la tarde.

Por eso creo en lo valioso de que los futuros gobernantes atiendan este renglón que es tan importante para que la sociedad progrese, se modernice. Si los políticos pugnan para que los científicos nos ayuden a reconocer y entender la importancia de la ciencia en la vida cotidiana y en la trascendencia del avance del hombre, tendremos sin duda un mejor futuro. Y a diferencia de otros candidatos que no le dan importancia a ciencia, tecnología y cultura, Rodrigo Gayosso se reúne y escucha al sector científico y tecnológico morelense, para hacer suyas las propuestas si llega a la gubernatura.

Loading...
(Visited 48 times, 1 visits today)