viernes, 18 octubre, 2019
Hasta la Cocina

Necesario insistir

El sector oficial ha sido pródigo en manifestaciones y eventos con la finalidad de sensibilizar a la población hacia un cambio de actitud que nos lleve a evitar la violencia de género. Aquí en Morelos, prácticamente durante todo el mes se dieron conferencias abordando el tema; se hicieron “happenings” como el mural en el que sólo podía participar quien estuviese “libre de culpa”; se dieron a conocer las políticas públicas para eliminar y erradicar la violencia en contra de las mujeres, y un largo etcétera en el que no faltaron los datos proporcionados por las encuestas que nos confirman que al menos una de cada tres mujeres ha sufrido violencia por parte de su pareja; que uno de cada dos casos de feminicidios fueron por un familiar cercano o la pareja sentimental de la víctima; que en México, al menos el 63 por ciento de mujeres mayores a 15 años, han sufrido algún tipo de violencia siendo la mayoría de éstas propiciadas por la pareja.

Habrá que subrayar la importancia de la participación masculina en este tema, en el que ya lo sabemos, el machismo juega el principal rol en el ejercicio de la violencia en contra de la mujer y en tanto los hombres no se concienticen de ello y su actitud no cambie, poco podrá lograrse.

En las últimas décadas, es decir desde que en 1999 la ONU instituyó el 25 de noviembre como la fecha en la que recordamos tan desagradable situación que viven las mujeres, poco han cambiado las cosas en un mundo en el que el 98 por ciento de los 4.5 millones de víctimas de explotación sexual son mujeres o niñas. Tampoco olvidemos que mucho se dice de las jovencitas, adolescentes aún, que se embarazan y su vida prácticamente se trunca a causa de que se conviertan en madres siendo aún niñas… En tanto muy poco se dice respecto a que el embarazo es cosa de dos: de hombre y mujer. Pero quien lleva las de perder es inevitablemente ella que además, si se atreviese a abortar donde aún es ilegal, podría ir a la cárcel, en tanto el partícipe de ese embarazo no sería tocado ni con el pétalo de una sanción.

Por eso creo que vale la pena ensalzar el que el sector oficial se haya prodigado en eventos, manifestaciones, actos que nos acentúen la  necesidad de cambiar patrones para educarnos de otra manera que no sea la que por tradición se ha seguido y cuyo resultado es nefasto. Que se legisle para que a través de las propias leyes las mujeres tengamos el apoyo legal necesario.

Pero sobre todo, que esas leyes se cumplan y quien las trasgreda sea castigado y que ello sirva de ejemplo. Es necesaria, además, la denuncia y el señalamiento para franquear a aquellos que acuden al expediente habitual de la corrupción, especialmente en los casos de la violencia en contra del género.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------

Noticias relacionadas

¡Ya casi está lista la Fuente de Civac para Semana Santa!

Morelos Habla

¿Por qué le decimos Ciudad de la Eterna Primavera a Cuernavaca?

Morelos Habla

Existen más de 4 mil recetas para preparar tamales en México

Morelos Habla