En casa del Herrero… Azadón del rector

/ Por
Aumentar tamaño de texto
A A =

EN CASA DEL HERRERO…AZADON DEL RECTOR

Quién sabe qué sea mejor, si tener muchas propiedades, o tener un amigo herrero. Ahora, que si la suerte es tan benévola que da posibilidades de contar con ambos…¡como que ya la hizo usted en la vida! Siempre y cuando sea usted rector de la UEM y tenga libertad para asignar contratos en directo y a quien se le pegue la gana. Porque lo cierto es que conozco mucha gente que tiene no sólo un amigo herrero, sino más de uno; yo misma tengo mi amigo, el herrero. Pero dista de ser lo magnánimo que ha mostrado ser el señor Juan Armando Vettoretti Martínez, quizá debido a que los herreros de mis amigos y el que es mi amigo, no han gozado de contrataciones que vayan más allá de un arreglo de dos, tres mil pesos. O sea, hay distancias entre menos de 5 mil pesos y 70 millones de pesos en contratos de la UAEM. Lo que hace suponer que el herrero consentido del rector Alejandro Vera, debe hacer trabajos de esos que llaman de filigrana.

Como sea el reportaje que sacó ayer Carlos Loret de Mola en Televisa no tiene desperdicio. El recuento de casas, desde esa primera modesta casita de 125 metros cuadrados, hasta la de 465; el arqueo del valor de esas viviendas que va en ascenso denota que tan sólo en propiedades, Vera y su pareja gastan más de lo que ingresan, sin pedir prestado. Y olvídese de lo que cuesta comer y beber, los gastos de automóviles, las vacaciones, la ropita, los viajecitos, los regalos, mucho de estos gastos, por cierto, cubiertos irregular y tramposamente por la UAEM. Aunque debe admitirse que pudiendo comprarle la casa a la esposa de su herrero favorito, la triangulación debó resultar provechosa. Y si no, ¡qué mala onda de herrero! Aunque ni tal mala, ya que el herrero empresariazo, tenía a bien prestarle a Vera esa casa de Rancho Cortés que los chicos de esa banda, perdón, de la junta universitaria utilizaban para sus reuniones secretas. Por cierto, ¿habrá habido, en la casa del herrero azadón de palo?

Y, herrero favorito a parte, ¿cómo ve ese castigo que quiere propinarle el obispo de esta diócesis al gobernador? ¿No es excesivo eso de que toda, todita la grey católica se le va a echar encima a Graco si a su vez, no echa para atrás la investigación en torno al rector Vera? ¿Llamará el obispo Castro y Castro también a aquellos que lo acusan de encubrimiento de pederastas, suponiendo que sigan siendo católicos?

Amenaza a parte, ¿la grey católica estará en contra de las investigaciones de ley? ¿La grey católica se opone a lo que dicen que dijo Jesús de que al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios?