EBULLICIÓN ELECTORAL

/ Por
Aumentar tamaño de texto
A A =

Versa el popular dicho mexicano: “No hay fecha que no se cumpla, ni plazo que no se venza”. Y este 9 de marzo comenzó el registro de candidatos a la gubernatura ante el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac). Los tiempos electorales están encima, aunque las campañas empezarán hasta el 28 de abril.

El primero en hacerlo, el viernes de la semana pasada, fue el médico y especialista en medicina herbolaria Mario Rojas Alba, quien fue diputado federal por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el trienio 1988-1991, periodo en el cual contribuyó a combatir la apertura de la nucleoeléctrica de Laguna Verde, en el estado de Veracruz. Aquella lucha no fructificó. Entre 1992 y 1995 fue asilado político en Canadá, culpando de ello al gobernador Antonio Riva Palacio (1988-1994). Será abanderado del Partido Humanista (PH) en los comicios del 1 de julio venidero.

Este domingo hubo dos registros en el Impepac: por la mañana acudió el todavía alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, candidato de la coalición Morena-PES-PT, acompañado de alrededor de 150 personas, entre ellas varios tránsfugas del PRD, como es la ex perredista diputada federal Lucía Meza Guzmán, candidata a primera senadora de Morena, quien hace varios años, siendo diputada local, impulsó (hasta conseguirlo) el actual Sistema Anticorrupción de Morelos. Gracias a ella nació la Fiscalía de la materia. Y desde la Cámara de Diputados, a nivel federal, ha apoyado importantes iniciativas para combatir la lucha en contra de las corruptelas al interior del sector público.

Pero ayer la vimos muy pegadita a Cuauhtémoc Blanco, quien mediante corruptelas arribó a Cuernavaca en los primeros días de enero de 2015, quebrantando el orden constitucional mediante la obtención de una constancia de residencia falseada, así como una credencial de elector tramitada de igual forma.

Lucía Meza Guzmán confía ampliamente en el triunfo de Blanco Bravo a quien ubicó como cabeza de un “trabuco” morenista en Morelos. A ver. Por lo pronto, la fémina cuautlense se exhibió como nueva tránsfuga surgida en el contexto de la elección 2018.

Y por ahí andaba también un tal Javier García, hoy todavía diputado federal gracias al PRD. Otrora gran amigo de Graco Ramírez (él lo hizo legislador federal), el famoso “Gato” quiso hacerse el simpático y el aparecido, pero nadie lo pelaba, porque no es nadie en nuestra entidad. Su paso por la Cámara de Diputados ha servido para maldita la cosa. Es más, nadie recuerda el distrito federal que dizque representa en el Congreso federal. La neta.

El registro de Rodrigo Gayosso Cepeda, también la víspera, fue antecedido con un acto desarrollado en el Centro de Convenciones de Xochitepec (WTC), donde a él y a todos los candidatos del sol azteca a cargos de elección popular les fue tomada la protesta. Fue una evidente demostración de músculo por parte del PRD-Morelos. Y así tenía que ser, simple y sencillamente porque es el instituto político que gobierna en esta entidad… que tiene el poder, pésele a quien le pese y quiérase o no aceptar. He visto la misma demostración de fuerza en otros periodos históricos, con diferentes partidos. Y esta no tendría por qué ser la excepción.

Debo confesar que me sorprendió la declaración vertida por Gayosso Cepeda en el contexto de su registro ante el Impepac, donde declaró que el sistema policial denominado Mando Único será transformado y cambiado por otro esquema de seguridad, donde tengan amplia participación los municipios. “Es tiempo de revisarlo y transformarlo”, señaló.

Al respecto, Gayosso agregó: “El Mando Único era necesario cuando vivíamos en la vulnerabilidad, pero llegó el tiempo de transformarlo”. E indicó: “No será un programa de continuidad, pues habrá nuevos funcionarios ocupando los cargos en el nuevo sistema. Implementaremos un plan de trabajo con los municipios, en una responsabilidad compartida”.

Los ediles y el narco

Por otro lado, Rodrigo Gayosso manifestó su preocupación por el listado de ediles vinculados a la delincuencia organizada, recientemente difundidos por un importante rotativo nacional, así como los posibles vínculos de determinados actores políticos, como son el actual alcalde de Jojutla y hasta el abogado Guillermo Arroyo, nuevo asesor de la presidencia del IMPEPAC. Ambos han sido señalados de estar ligados al grupo criminal de “Los Rojos”, rescoldos del cartel Beltrán Leyva.

El candidato perredista y pesedista a la gubernatura pidió a los partidos políticos, a las autoridades electorales y a los ciudadanos evaluar los perfiles de esos personajes y, si carecen de la moral necesaria para ser gobernantes, no sean considerados para ocupar un cargo público. Finalmente rechazó que su campaña vaya a ser de denostaciones.

Es de destacar que en el escenario perredista de ayer se acuñó el “hashtag” #PRDTieneGayo, en clara alusión al apellido Gayosso. La diferencia entre este candidato y el resto es que lleva alrededor de tres años penetrando entre la base social morelense y construyendo una estructura, no solo en la zona conurbada de Cuernavaca, sino en las regiones con mayor densidad de electores. Se metió fuerte en infinidad de núcleos de la sociedad rural.

Este lunes 12 de marzo se registrará el ex rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, quien indudablemente será acompañado por las huestes de la Federación Auténtica del Transporte y la morralla que pueda acercarle la CMMC, una agrupación venida a menos.

Vera Jiménez se presenta en esta etapa de la vida pública morelense portando bajo el brazo un abultado expediente conteniendo amparos, en tanto tiene abiertos varios procesos penales en su contra por haber saqueado el presupuesto de nuestra máxima casa de estudios. En igual escenario se encuentra Cuauhtémoc Blanco Bravo, quien no tiene resueltos dos expedientes en la FEPADE de la PGR, amén de las decenas de amparos contra su destitución y consignación, unos relacionados con laudos ejecutoriados y otros con la desviación de recursos municipales.

Hoy también hará lo propio Jorge Meade Ocaranza, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien indudablemente fue la mejor carta del tricolor. Me parece que será un rival fuerte contra Gayosso Cepeda. No opino lo mismo de Blanco, simple y sencillamente porque ni siquiera conoce dónde se encuentra Tlayca, ni ha visitado jamás la hacienda de Chinameca. Estoy seguro de que tampoco sabe dónde está. Meade, por el contrario, conoce Morelos a lo largo y ancho, y en algún sitio del interior estatal tiene vínculos. Puede reposicionar al PRI en el ámbito regional, aunque tiene poco tiempo para conseguirlo. Desconozco la demostración de músculo que Meade vaya a protagonizar. A ver.

Y este 13 de marzo se registrará el médico Víctor Caballero Solano, abanderado de la coalición Acción Nacional-Movimiento Ciudadano. Luego seguimos con el tema.

Loading...