lunes, 19 agosto, 2019
Desde el Tepozteco Opinión

LA CACERÍA DEL ‘CUAUH’ Y LA CONSULTA DEL AEROPUERTO

El gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, inició su mandato con una “cacería de brujas” que poco a poco va tomando forma en contra de los anteriores funcionarios.

El objetivo es claro: tomar venganza de los que él y su equipo cercano consideran como enemigos y que durante los años que estuvieron al frente del Ayuntamiento de Cuernavaca les hicieron daño, los ningunearon y al actual titular del Ejecutivo lo llamaron ignorante.

Y esto es parte de sus buenos asesores José Manuel Sanz y Alejandro Villarreal que le “endulzan” el oído, quienes buscan vengarse y exhibir los supuestos malos manejos del anterior gobierno.
Cuauhtémoc Blanco siempre criticó que la política era una porquería, pero vaya que aprendió rápido y se convirtió en un político como cualquier otro.

Lo que está claro es que esta historia de venganzas y cacerías se da cada seis años no sólo en Morelos, sino en todo el país, primero por un tema político y segundo por atraer los reflectores y decir que “estamos trabajando ahora sí por los ciudadanos”.

Los que hoy juzgan hace apenas unos meses, en el gobierno de Cuernavaca, dejaron un regadero de corrupción y estafas al comercio ambulante y establecido que tal parece que se quedarán en el olvido. ¿O habrá alguien tan tonto como palearse con el gobernador y su equipo?
¡Así es la política!

CONSULTA NACIONAL

La tan anunciada consulta nacional para conocer lo que los mexicanos piensan acerca de la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México resultó ser un asco en su primer día.
Y no por su esencia de tomar en cuanta al ciudadano, sino porque una vez más demostramos los mexicanos que somos corruptos y que haríamos cualquier cosa para tratar de salirnos con la nuestra.

Vimos a priistas, periodistas, panistas y ciudadanos de a pie participando hasta en cuatro o cinco ocasiones, ante la falta de medidas de seguridad para evitar la múltiple participación, lo cual es indignante.

La consulta como tal no está mal hecha, los que estamos mal hechos somos los mexicanos: no tenemos valores morales; exigimos transparencia, combate a la corrupción y mejores autoridades y decisiones sobre cómo se gastan los impuestos que todos en el país generamos, pero que en la práctica somos parte de ese viejo sistema corrupto y de oscuro pasado y ayer lo demostramos.
¡El mayor enemigo de México somos los mexicanos, no cabe duda!

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------