BRIGADISTAS ANTI INCENDIO MEJOR EQUIPADOS

/ Por
Aumentar tamaño de texto
A A =

Sabemos lo que provoca un incendio forestal. Puede empezar con una simple chispa, a veces hasta inducida por una colilla de cigarro y con el viento que azuza ese fuego, irse extendiendo hasta convertirse en un incendio descontrolado que arrase todo a su paso, propagándose a gran distancia, sobrepasando ríos, carreteras y cortafuegos. En nuestros climas cálidos y secos hay más probabilidades de que se produzcan estos incendios que resultan difíciles de controlar sobre todo si no se cuenta con la experiencia y los medios para enfrentar esos fuegos. De hecho hay experiencias negativas hasta en países primermundistas como el propio Estados Unidos donde en California las llamaradas de voraces fuegos han destruido millones de hectáreas de bosques y hasta de zonas habitadas.

Todo eso y otras consecuencias negativas que ya conocemos en el propio estado, ha venido alertando al gobierno morelense para encontrar la forma de evitar en lo posible la propagación de los incendios que muchas veces, como dijimos se producen hasta por descuido humano, si no es que por la propia acción de gente que persigue fines malevólo, pero en cualquier caso la propagación del fuego debe evitarse empleando gente experta en la materia.

Hace algunos días el propio gobernador Graco Ramírez estuvo con los brigadistas que tendrán bajo su cuidado la preservación del ecosistema y a quienes se les ha dotado de equipo tecnológico, herramientas de trabajo y sobre todo, capacitación en el combate de incendios forestales. Todo ello ha redundado que en comparación con los años 2016 y 2017, hasta al momento se han presentado 53 incendios, lo que significa el 30 por ciento menos que en los dos años anteriores, y con ello hubo un 50 por ciento menos de superficie afectada. Lo anterior hizo que el estado de Morelos fuese reconocido en México y otros países, como Chile y Canadá, por la capacitación de los brigadistas y por la coordinación entre instituciones al momento de atender los eventos.

Y no sólo la cuestión de los incendios, sino que son muchas las acciones que se han implementado para la preservación los recursos naturales, lo que ha dado redundado en una mejor producción agrícola, como la caña de azúcar, maíz, arroz, sorgo, aguacate y jitomate, así como la construcción de 50 ollas de agua en los municipios de los Altos de Morelos, y la creación del Centro Estatal de Contingencias Ambientales.

Por otra parte, también se reforzó la normatividad, tratando de evitar los incendios que de manera deliberada provocan algunas personas para cambiar el uso del suelo y así dedicar esas tierras a la agricultura. La secretaría de Desarrollo Sustentable informa que los terrenos que sufran una quema intencional tendrán una pena de 20 años de veda, para que no puedan ser utilizados con el pretexto de un cambio de uso de suelo.

Loading...
(Visited 34 times, 1 visits today)