lunes, 19 agosto, 2019
Internacional News

Fue violada por su hijo adicto y psicótico; “Después de ultrajarme me dijo, ‘Mamá, qué hay para comer’”

Ocurrió en Salta, Argentina. La madre de 41 años viene pidiendo ayuda desde hace años. “Después de ultrajarme

Argentina.- Una mujer argentina de 41 años está atravesando por un verdadero infierno y asegura que nadie la ayuda. Su hijo de 22 años, adicto a las drogas y con graves enfermedades psiquiátricas, la ahorcó y la violó en la casa que ambos compartían en Salta.

Tras el aberrante hecho el joven fue detenido, pero Patricia Ortega (41), madre del enfermo, confirmó a El Tribuno Salta que viene pidiendo asistencia desde el 2015.

El joven adicto quedó detenido en la Alcaidía Judicial de Salta y fue imputado por tentativa de homicidio y abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo.

Patricia solo llora y detalla todo el calvario que viene recorriendo desde que su hijo tenía 8 años, cuando su propio padre lo inició en el adictivo y peligroso mundo de las drogas.

“Esto (el ataque sexual) es el corolario de un infierno en el que vivo: un tormento de todos los días, porque soy yo la mamá, la que lo alimenta, lo cura, lo busca y lo medica”, aseguró la mujer a El Tribuno.

Los detalles sobre la última agresión sexual del joven ahora detenido contra su propia madre son escalofriantes. “Después de ultrajarme huyó. Pero volvió a las 12 de la noche y me dijo: ‘Mamá que hay para comer’”, reveló Patricia.

Esta madre salteña decidió hacer público su terrible padecimiento, pese a la negativa de su familia, para que las autoridades intervengan y ofrezcan una solución de fondo y real. Que no sea solo “dopar” a su hijo adicto con “clonazepam”.

Su hijo comenzó a tener contacto con las drogas a la corta edad de 8 años, cuando era “un chico hermoso”. Su propio padre lo inició en los estupefacientes. “Desde entonces lucho por él, viví por él, me amanecí buscándolo y no dormí noches enteras buscando una mano, un médico, un milagro. Hoy me di cuenta de que nadie se hace cargo de los adictos, de las familias destruidas, de los desmanes que provocan”, analizó con profundo dolor.

En 2015, cuando el chico tenía 17 años, su adicción alcanzó un nivel preocupante. “Golpee todas las puertas, todas las ONG y las comisarías hasta terminar violada por el mismo Estado y la Justicia”, recordó la mujer en diálogo con ese medio salteño. Ya agregó: “En la calle es peligroso, me atacó a mí que soy su madre, que soy la que lo cuida y si se quiere la única que lo ama, porque aún en su locura nunca dejó de ser mi hijo”.

Patricia asegura que no hay una red de contención estatal adecuada para tratar estos casos: “Le dan Clonazepam, ansiolíticos. Ese es el tratamiento para los adictos. Tres días dopados en el Miguel Ragone (hospital salteño). Una mamá como yo lavándolo, cuidándolo cada día y cada noche”.

“Hoy no puedo más, lo tuve que denunciar. Tuve que mandar preso a mi propio hijo, porque él intentó ahorcarme y cuando estuve desvanecida me sacó la ropa y me violó. Eso ocurrió hace muchos días”, reconoció Patricia Ortega.

“No puedo hacer nada por él. Me venció y lo denuncié y terminé enviándolo a la cárcel para ver si él se libera y me deja morir aquí, en este infierno en el que me encuentro sola”, concluyó esta madre que fue abusada por su propio hijo intentando salvarlo de las drogas.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------