lunes, 15 julio, 2019
News

Colegio Cumbres, un legado perdido: Joaquín Guillermo Fernández Urban

Para el abogado Joaquín Guillermo Fernández Urban, el cierre del Colegio Cumbres de Cuernavaca pudo haber sido evitado con acciones concretas por parte de las autoridades que han resultado omisas en el aspecto de la seguridad en el estado de Morelos.

La instalación del Colegio Cumbres en la Ciudad de la Eterna Primavera, data del 13 de junio de 1948 con el esfuerzo de padres y misioneros que con trabajo social permitía llevar ayuda a zonas apartadas y empobrecidas en el estado.

Corría el año 2015 cuando Fernández Urban y dos empresarios más emprendieron con liderazgo en nuestro estado el trabajo y representación de la organización Familia Misionera que, en ese entonces la conformaban padres de familia con hijos estudiantes del Colegio Cumbres con el fin de realizar labores humanitarias y altruistas por las regiones de todo México, incluida Cuernavaca.

De acuerdo con la opinión de padres de familia, es algo muy triste el hecho de que más de cien personas perderán su sustento económico por este cierre. Ya que, de acuerdo con Guillermo Fernández Urban, sus sueldos eran los mejores pagados a nivel estatal.

También lamentaron que mientras en otras entidades del país hay hasta lista de espera para lograr entrar al Colegio Cumbres, en Morelos aún con las mejores instalaciones de todas las escuelas de educación básica, esta institución tenga que cerrar por falta de alumnos; debido al desplazamiento que viven familias por falta de seguridad en Morelos.

Fernández Urban, criticó duramente la falta de interés de las autoridades estatales para apoyar al colegio y evitar que esta fuente de empleo se fuera de Morelos esto, asegura repercute en la economía global estatal.

Integrantes de la Familia Misionera, expresaron su pesar porque autoridades no hayan tenido el tacto de acercarse a Luly Clariond quien se encarga del grupo educativo a nivel nacional, con el fin de que este no cerrara sus puertas en Morelos.

Enfatizó que la labor del Cumbres no solo era de índole educativo, también tenía un perfil de ayuda social a través de programas de Familia Misionera, mismo que ahora no tiene un futuro definido.

Otra de sus preocupaciones es el destino que tendrá el trabajo de ayuda y evangelización de zonas marginadas en Tétela del Volcán, que iniciaron en Morelos Juan Vidal, Joaquín Guillermo Fernández Urban y Gerardo Enrique Alamilla Martínez, en representación de Familia Misionera.

CON INFORMACIÓN DE NDM NOTICIAS Y SITIO OFICIAL DE JOAQUÍN GUILLERMO FERNÁNDEZ URBAN

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------