El atole, una bebida ancestral que se disfruta en Morelos

/ Por
Aumentar tamaño de texto
A A =

En Morelos se combinan viejas tradiciones prehispánicas con una variada comida mestiza, y ambas vertientes tienen gran aceptación y demanda entre la multitud de visitantes que cada fin de semana llegan a Morelos, provenientes de la ciudad de México, sobre todo por el atractivo de sus balnearios y excelente clima semitropical.

Además de la variada gastronomía de diversos niveles socioculturales que ofrecen sus dos principales ciudades, Cuernavaca y Cuautla, y asimismo Tepoztlán, también hay excelente cocina popular en Jojutla, Zacatepec, Yautepec, Tlaltizapán y Puente de Ixtla.

El atole, del nahuatl atolli ‘aguado’, de atl agua y tol, diminutivo despectivo, conocido también como atol en algunas regiones del país, es una bebida de origen prehispánico consumida en esencia en México, Guatemala y otros países de Centroamérica. Originalmente era una cocción azucarada de harina de maíz en agua, en proporciones tales que al final de la cocción el resultado tenga una moderada viscosidad y un cierto espesor.

Posteriormente se le fueron agregando ciertas especies aromáticas, como el cacao, vainilla, canela, anís, flor de azahar, hojas de naranjo y otros saborizantes, como chocolate, jugo o pulpa de frutas dulces, para aumentar su degustabilidad y darle variedad. Tradicionalmente se endulza con piloncillo, aunque también se usa azúcar o miel. También puede prepararse con leche en lugar de agua.

Cuando se le agrega chocolate se le llama champurrado. Algunos sabores típicos del atole son: fresa, vainilla, chocolate, guayaba, piña, zarzamora, ciruela, mango, coco, canela y nuez. Aunque originalmente se elaboraba sólo a base de maíz, ahora también se preparan deliciosos atoles con harina de arroz o harina de trigo. Lo que no ha variado, es el hecho de que la mejor manera de consumirlo es cuando todavía está caliente.

En Morelos hacen atoles de calabaza, de anís, de tamarindo y un atole negro de cacao. En Tetela del Volcán preparan el chacuatole, de calabaza, cacahuate y piloncillo.