Cártel de extorsión nos amenaza

/ Por
Aumentar tamaño de texto
A A =

A Morelos Habla llegó un mensaje anónimo con la leyenda “los millones que dijistes (sic) alcanzan para pagar tu cabeza”, tras publicar cómo funciona la extorsión al comercio. lejos de amedrentarnos, hoy exponemos cómo la contraloría es ‘tapadera’ de esta red

A raíz de la investigación publicada ayer por Morelos Habla, sobre la existencia de un cártel de extorsión en el ayuntamiento de Cuernavaca, personal de redacción de este medio informativo fue objeto de amenazas por parte de la administración municipal que encabezan el alcalde Cuauhtémoc Blanco Bravo y el secretario general de la comuna, Guillermo Arroyo Cruz.

Los agraviados acudieron a denunciar los hechos ante la Fiscalía General del Estado, la cual inició las investigaciones respectivas para dar con el o los responsables. En nuestra edición anterior se difundió la forma en que determinados empleados del gobierno municipal de Cuernavaca operan para cobrar “derecho de piso” al comercio establecido, semifijo y ambulante.

ClausuraEn la red de complicidades, bajo el encubrimiento y las omisiones del alcalde Cuauhtémoc Blanco Bravo y Guillermo Arroyo Cruz, secretario general del ayuntamiento, se encuentran: Santiago Núñez Flores, director de Gestión Política; Ricardo Ríos, director de Gobernación, Normatividad y. Comercio en Vía Pública; Francisco Alberto Mejía García, técnico en Informática (señalado de extorsionar a tiendas de conveniencia, empleado sindicalizado que proviene de la administración de Manuel Martínez Garrigós); Roberto Ángel Parra Bazán, jefe del Departamento de Inspección en Vía Pública (señalado de extorsionar a semifijos y ambulantes); Juan Gabriel  Martínez Rabadán, auxiliar administrativo (se encarga de cancelar las infracciones levantadas por supervisores).

José Eduardo Villanueva Vargas, supervisor de la Dirección de Gobernación; y su hermano Jorge Villanueva Vargas (alias “El Choco”), sin registro como empleado municipal, pero involucrado en extorsiones a la tienda Waldo’s. La red de corrupción involucra a más personas, de las cuales dio cuenta Morelos Habla este lunes. Hasta las afueras de este rotativo llegó alguien, indudablemente enviado(a) por quienes sienten afectados sus perniciosos intereses tras nuestra investigación, dejando en el parabrisas de uno de nuestros vehículos un mensaje conteniendo amenazas de muerte.

Por ello, el equipo jurídico de este medio y los agraviados acudieron a la Fiscalía General de Morelos a interponer la denuncia correspondiente. Quienes hacemos posible la producción de Morelos Habla ratificamos nuestro compromiso con la sociedad morelense, que es y seguirá siendo nuestra prioridad. Ninguna intimidación del gobierno municipal de Cuernavaca frenará nuestra labor informativa, ni obstruirá el seguimiento en torno a la investigación ya iniciada. La sociedad cuernavacense está harta de la corrupción prevaleciente hasta hoy en el ayuntamiento.

CONTRALORÍA, TAPADERA

A principios de enero, un grupo de comerciantes extorsionados y extrabajadores del ayuntamiento, que se desempeñaban como supervisores de la Dirección de Gobernación Normatividad y Comercio en Vía Pública, reportaron a la contralora municipal Mirna Zavala Zúñiga una serie de irregularidades contra comerciantes.

Sin embargo, la respuesta de la funcionaria fue que no había “pruebas suficientes”, tras lo cual los quejosos exigieron una audiencia con el alcalde Cuauhtémoc Blanco, pero fueron bloqueados por la misma Zavala Zúñiga.

“Todo eso (lo que publicó Morelos Habla el lunes) se lo dijimos a la contralora, estuvimos llevando personas a la contraloría a declarar, hace 15 días o un mes que se le llevó a la contralora a personas y dijo que no podía hacer nada porque no estaba bien fundamentado”, dijo uno de los extrabajadores que pidió el anonimato por temor a represalias.

“Los mismos comerciantes pedían pasar a hablar con el presidente para decirle: ‘ya estuvo bueno, me piden tanto y tanto’; entonces, se juntaron y fueron con nosotros, 28 inspectores a los que nos dieron de baja por no entrar a la dinámica de la extorsión”.

“Llegaron de varios lugares, incluso de una financiera en Acapantzingo a la que le fueron a sacar dinero. Todos denunciamos, le dijimos: ‘Estamos nosotros, somos testigos de que les piden dinero, somos 28 que estamos testificando aquí con usted’”. “Nada más platicó con nosotros, no tomó notas ni declaraciones, entonces, ahí te habla de que hay corrupción desde arriba, o sea, ¿de a cómo es el moche? Si no soy beneficiado entonces ¿por qué te protegería?”, dijo la fuente a Morelos Habla.

TEMOR Y SILENCIO

El presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Cuernavaca AC, Rafael Aramburu Hernández, dio a conocer que son varios los afectados por inspectores de Cuernavaca, pero si no denuncian por miedo a ser clausurados.

El también presidente del Grupo Empresarial Morelos (GEM) explicó que este problema ha sido una constante en las tres últimas administraciones municipales, tomando en cuenta la encabezada hoy por Cuauhtémoc Blanco Bravo, pues en la Dirección de Gobernación Normatividad y Comercio en Vía Pública laboran conocidos, amigos o familiares dese hace años.

Dijo que los inspectores no tienen la preparación para desempeñar su labor y la gran mayoría sólo buscan sacar dinero. Reveló que en varias ocasiones han ofrecido su apoyo a los afectados para interponer una denuncia, pero los comerciantes prefieren dar el dinero para no sufrir represalias.

COMPROMISO

En Morelos Habla ratificamos nuestro compromiso con la sociedad. Ninguna intimidación del gobierno municipal de Cuernavaca frenará nuestra labor informativa, ni obstruirá el seguimiento a la investigación iniciada. La sociedad cuernavacense está harta de la corrupción

Loading...
(Visited 3.455 times, 1 visits today)