Ambición del PES sobre candidaturas pone en riesgo la coalición con Morena en Morelos

/ Por
Aumentar tamaño de texto
A A =

La coalición “Juntos Haremos Historia” que forman los partidos Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) , del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES), podría romperse en las próximas horas debido a la falta de acuerdos en torno a la designación de candidatos a alcaldes y diputados, con lo que peligraría el registro de las tres fuerzas políticas, dos de las cuales rompieron pláticas desde la noche del martes y tuvieron que ser llamadas a la Ciudad de México para un último intento de arreglo entre el candidato a la Gubernatura, Cuauhtémoc Blanco, y el Coordinador Regional de Morena, Rabindranath Salazar Solorio.

Los puntos de distanciamiento, de acuerdo con la información de fuentes en ambos partidos, han sido las candidaturas para las alcaldías de Cuernavaca, Cuautla y Tlaltizapán, y la de la diputación por el décimo distrito, con cabecera en Jojutla, todas ellas posiciones que reclama el Partido Encuentro Social, y en las que Morena habría buscado registrar candidatos propios muy cercanos a Salazar Solorio.

Cuauhtémoc Blanco Bravo reclama para Encuentro Social las candidaturas a la alcaldía de Cuernavaca, que abanderaría el ex árbitro de futbol y ex diputado panista, Gilberto Alcalá Pineda, la de Cuautla y la de Tlaltizapán, y la candidatura a la diputación que correspondería al alcalde de Jojutla, Alfonso Sotelo Martínez.

Al trascender que Morena había registrado unilateralmente ante el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana a Christian Bargagli Sandoval, quien fuera asistente de Salazar Solorio en el Senado, las negociaciones se volvieron más tensas; Morena rechazó discutir la inclusión de Alcalá Pineda en las propuestas de candidatos y en cambio aseguró que su partido tenía hasta seis propuestas para la alcaldía de Cuernavaca entre las que figura Bargagli Sandoval. La última discusión entre los grupos de Blanco Bravo y Salazar Solorio tuvo a la nominación en Cuernavaca como su centro y generó el mayor distanciamiento entre los miembros de la coalición, entre los que, incluso el Partido del Trabajo ha determinado hacer sólo los registros que le corresponderían de acuerdo con el convenio de coalición.

De acuerdo con el Impepac, en el eventual caso de rompimiento de la coalición, los registros de los candidatos se invalidarían, por lo que los partidos estarían arriesgando su registro local al no poder participar; una alternativa sería el registro de candidatos de acuerdo con el convenio de coalición y que cada partido se arriesgara por sí sólo a lograr el mínimo votación necesaria para conservar el registro local.

Con Información de Guillermo Cinta Noticias