Mexicanos toman distancia en Barranquilla

/ Por
Aumentar tamaño de texto
A A =

Un fin de semana muy productivo fue el que tuvo la delegación mexicana en Barranquilla 2018, pues ayer lograron poner tierra de por medio sobre Colombia, quien es su más cercano perseguidor en el medallero general.

Entre lo más destacado de la jornada dominical se contó lo hecho en los deportes acuáticos, pues sólo en la natación se impuso un nuevo récord centroamericano en la prueba de los 4×200 metros relevo femenil: Liliana Ibáñez, Mónika González, Ayumi Macías y María José Mata hicieron historia al cronometrar un imponente tiempo de 8:12.30.

Otro caso plausible fue el de Ricardo Vargas, quien por segundo día consecutivo impuso récord caribeño. Ahora, en la prueba de los 400 metros combinado individual masculino, el tritón nacional se colgó el oro con un tiempo sin precedentes: 4:19.98.

Sin salir de la alberca, pero cambiando de disciplina, el caso de los clavados también es para reconocerse, ya que Rommel Pacheco y Jahir Ocampo cerraron su participación con un oro; por su parte, Viviana del Ángel y Gabriela Agúndez ganaron plata y bronce en plataforma de 10 metros individual.

Yendo a los tatamis, la jalisciense Daniela Rodríguez volvió a bañarse de oro, pues ayer, en compañía del capitalino Vaslav Ayala, la taekwondoín consiguió su segundo oro en lo que va de los Juegos Centroamericanos.

El metal dorado llegó en la prueba de pareja mixta de la modalidad de poomsae, misma en la que la dupla nacional subió a lo más alto del podio al conseguir un total de 7.410 unidades.

“Me siento demasiado feliz, la verdad. Es un sueño que llevaba buscándolo desde hace mucho tiempo. Esta es la segunda medalla que yo aporto, pero más que eso es una satisfacción por todo el trabajo que llevamos como pareja. Ambos hemos trabajado demasiado para poder lograr esto y afrontar otros eventos que vienen en camino.

“En esta competencia no nos importó lo que los demás pensaran, fuimos sólo él y yo, creo que interiorizamos mucho esta competencia, nos logramos sentir y lo demostramos en el área. Es algo muy emocionante y mañana voy por la tercera medalla”, compartió la jalisciense tras recibir su medalla de campeona.

Otra de las disciplinas en las que México brilló con fuerza fue la equitación, pues se obtuvieron dos medallas de oro: Guillermo de Campo fue quien se proclamó campeón individual del concurso completo en la disciplina de salto ecuestre, esto a lomos de “Quelite”, caballo con el cual conformó el binomio ganador.

Por su parte, el combinado ecuestre mexicano cosechó otro oro más en la prueba por equipos: Jorge Anibal Toledo, José Alan Triana, Fernando Parroquín y Guillermo de Campo fueron los héroes de México en Bogotá, subsede que sólo recibió la disciplina del salto ecuestre.

El remo y el pentatlón moderno también cumplieron con una buena jornada, al aportar dos preseas de oro cada uno para la causa mexicana.

De esta manera la delegación tricolor marcha por buen camino y se afianza en la cima del medallero general.

México domina el tiro deportivo en la primera jornada
México dio en el blanco y se adueñó de los oros en el tiro deportivo, que tuvo ayer su primera jornada en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe.

En la modalidad de pistola a 50 metros por equipos, los mexicanos lograron una puntuación de 1.055 unidades y le ganaron a Cuba y Guatemala, que se quedaron con la plata y el bronce, con 1.048 y 1.035, respectivamente.

En individual pistola a 50 metros, el mexicano Daniel Urquiza se colgó la presea dorada. La plata esta vez fue para Albino Jiménez, de Guatemala, y el bronce se lo llevó el cubano Guillermo Pías.

En damas, Gabriela Martínez, de 18 años, se adjudicó para México la prueba de rifle de aire a 10 metros individual con 244.8 puntos.

El Salvador, con Ana Ramírez, se quedó con la plata con una puntuación de 243.7, y Cuba logró el bronce, por conducto de Dianelys Pérez, con 222.2 unidades.

En la prueba por equipos de 10 metros rifle de aire, Cuba se adueñó del oro con un grupo liderado por la medallista de bronce olímpica en Atenas 2004, Eglys de la Cruz, que junto a Dianelys Pérez y Lisbet Hernández alcanzaron un récord centroamericano con puntuación final de 1849.2.

La presea de plata se fue para México con Sofía Hernández, Gabriela Martínez y Eréndira Barba, quienes lograron una puntuación de 1839.2.

Guatemala se quedó con el bronce.

Loading...