Laboratorio espacial Columbus cumplirá 10 años en órbita

/ Por
Aumentar tamaño de texto
A A =

El laboratorio científico Columbus de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), que forma parte de la Estación Espacial Internacional, cumplirá 10 años de estar en órbita, el 7 de febrero próximo.

El sitio, donde se llevan a cabo todo tipo de experimentos como cultivar plantas, desarrollar nuevos materiales e incluso experimentar diferentes variables en los mismos astronautas, fue acoplado en 2008.

La Estación Espacial Internacional comenzó con el módulo ruso Zaria en 1998, y ahora cuenta con laboratorios científicos de Japón, Rusia y Estados Unidos, además del europeo Columbus.

De acuerdo con información publicada por la ESA, el astronauta vascofrancés de esa Agencia, Leopold Eythars supervisó la instalación del módulo de 10 toneladas, y también es el responsable de una réplica de Columbus, que se encuentra en el Centro Europeo de Astronautas en Colonia, Alemania.

Esta réplica sirve de entrenamiento al ser idéntico al que está en el espacio, es un laboratorio científico que cuenta con un entorno de microgravedad permanente, mediante el cual se realizan experimentos prolongados de esta condición.

Entre las pruebas que se realizan figuran los efectos de la ingravidez en las plantas para que los científicos desarrollen sistemas para que los astronautas cuenten con alimentos en misiones a largo plazo.

Ann-Iren Kittang Jost, del Centro de Investigación Interdisciplinaria en el Espacio detalló que se cultivan plantas en microgravedad o ingravidez. Pueden adaptarse, germinar a partir de las semillas, completar su ciclo de vida y producir nuevas semillas.

En otros experimentos se ha expuesto a formas de vida terrestres como bacterias, líquenes y larvas al medioambiente espacial exterior, para comprobar su resistencia.

Además, los astronautas experimentan sobre ellos mismos con pruebas como el “Dosis3D”, a través del cual se mapean las variaciones de radiación dentro del módulo Columbus y las variables que hay que tener en cuenta.

La colaboración entre los astronautas en órbita y los científicos desde La Tierra continuará, ya que se espera que la Estación Espacial Internacional siga funcionando otros 10 años más.

La Estación Espacial Internacional es también una muy buena herramienta para preparar el futuro de la exploración. Desde un punto de vista médico, sería: el estudio del cuerpo humano; pero también: la tecnología, la robótica y todo lo que se utilizará en futuras exploraciones.

Mientras tanto, los astronautas de la ESA que están en órbita, continuarán desarrollando la ciencia en un pequeño laboratorio.